Reino Unido

Aprender inglés y trabajar en Inglaterra: qué no hacer

marzo 29, 2012 3978 views

Este artículo pertenece a la guía para vivir en el Reino Unido de Vivir Europa.

En tiempos de crisis pueden surgir las mejores oportunidades. Aunque ésta es una frase manida, siempre la he aceptado como cierta, y por eso aliento a todos mis allegados cuando deciden tomar un camino distinto a lo habitualmente establecido para sacar adelante su vida profesional. Por eso siempre he respondido “adelante” ante una pregunta del tipo, “¿qué te parece si me voy a Inglaterra/Escocia/Gales/Reino Unido/Irlanda/Estados Unidos, etc… para aprender inglés y buscar trabajo?

St Mary's Cathedral

Pulsa aquí para buscar un curso de inglés online de la Universidad de Cambridge a tu medida

Pero hace un par de fines de semana, con mi llegada a Southampton aún muy reciente tuve la suerte, o la desdicha, de acabar en una fiesta en la que, salvo una asiática que vomitó hasta la última papilla y se marchó sin decir siquiera su nombre, una pareja de turcos, una alemana y una irlandesa; todos los invitados, sobre unas veinte almas, eran españoles.

Y no unos españoles cualesquiera, la mayoría de ellos estaban cortados por el mismo patrón: entre los 22 y los 27 años, titulados o universitarios “perpetuos” e hijos de papá y de mamá (no confundir con hijos de su padre y su madre). ¿Qué hacían en Southampton? ¿Estaban en una convención de Loewe? No, estaban en Inglaterra para aprender inglés y encontrar un trabajo.

Starbucks en el aeropuerto de Prestwick

Curiosamente, tras cuatro meses en la vieja Albión, pagando un mínimo de 300€ al mes solo por el curso, tres de ellos trabajaban y cuatro de ellos tenían el First Certificate in English. Un examen que se corresponde con el nivel B2 del Marco de Referencia Europeo, o lo que es lo mismo, lo mínimo para poder decir, sin que se te caiga la cara de vergüenza, que hablas inglés.

Como digo, esto pasó hace dos semanas más o menos, y tras descargar todo el veneno que mi víperina lengua acumuló ante el despropósito que apareció ante sus ojos, he decidido dar unos pequeños consejos, en un tono ciertamente humorístico que no los hace menos serios y espero acertados, sobre lo que no dejaría que mi hijo, o yo mismo, hiciese si quiere liarse la manta a la cabeza y venir a trabajar a la vez que aprende inglés en el Reino Unido.

Palacio de Westminster

1. No mientas a quien vaya a costearte esta aventura

Este punto es el principal y el que más me enfadó de todo el asunto de la fiesta. Si lo que quieres es un segundo Erasmus, o sencillamente pegarte la fiesta padre, ¡no mientas! Uno puede necesitar un año sabático y está en todo su derecho de disfrutar de él si ha ganado el dinero para hacerlo o sus padres pueden y quieren costeárselo. No hay nada malo en eso, y desde luego yo no estoy libre de pecado.

Pero mentir es muy feo. No me valen excusas del tipo, “el inglés es muy difícil”, “la gente es muy cerrada y no puedo conocer ingleses”, “me falta tiempo para hacer todo lo que quiero”; si después de cuatro meses en Inglaterra le cuesta pillar tu inglés hasta a tus amigos españoles, no estás intentando aprender inglés, es así de sencillo, que algo de inglés sabías ya de la escuela aunque fuese.

El castillo de Edimburgo

2. No te juntes con españoles todo el tiempo, ellos no hablan inglés

Ahora que escribo esto ya no tengo tan claro que sea el punto uno el que más me enfade. Ojo, no hay nada malo en conocer a compatriotas cuando viajas, ni mucho menos. Pueden ayudarte aconsejándote sobre aquello que ellos ya han sufrido antes, tienen al fin y al cabo una personalidad que te será mucho más familiar y son el mejor antídoto contra la morriña.

Pero si vas a Inglaterra a aprender inglés y desayunas, comes, haces la compra, cenas, tomas unas copas, y te acuestas (para dormir, claro) con españoles. ¡No aprenderás inglés! Ni siquiera si te propones hablar solo en inglés con ellos, porque al fin y al cabo, te sentirás tonto hablando en inglés con alguien que tiene tu propia lengua materna, y dejarás de hacerlo.

Máquina de cambio en el aeropuerto de Prestwick

Si por cada español que he conocido en el extranjero que no se podía comunicar bien en inglés (o la lengua de turno) y que solo se comunicaba con españoles me diesen cinco euros, acabaría la mayoría de mis viajes con más dinero del que tengo al empezarlos.

3. No odies todo aquello que no es como en España, incluidas las personas

Si hay algo que no entiendo es la gente que está en el extranjero y odia todo lo que tiene que ver con la cultura y las gentes del país donde reside. ¿Realmente alguien cobra un salario lo suficientemente grande en algún sitio como para sufrir el vivir en él por meses, o incluso años, cuando le resulta insoportable?

Inglaterra, Alemania y Mongolia son países distintos de España. La comida es distinta, la gente es distinta, el clima es distinto y no saben hacer una sangría, es así de sencillo. Pero si quieres aprender inglés y trabajar tendrás que adaptarte a ello, buscar cosas que te gusten, tratar de interactuar con la gente, que la hay buena y estúpida, como en todas partes, al fin y al cabo, disfrutar de tu tiempo allí. Y si no lo haces, de vuelta a España, así de sencillo.

El río Támesis

4. No esperes demasiado, sé realista y trata de crecer desde cero

Eres nuevo en un país y no hablas fluido su idioma. ¿Cuántos extranjeros que no hablan español crees que tienen trabajos “de lo suyo” en nuestro país? Salvo trabajos muy específicos, mientras no controles el idioma, si quieres buscar trabajo tendrás que empezar por lo más bajo a nivel salarial. Trabajos físicos y que no necesitan de interacción humana.

Si no estás dispuesto a limpiar, cargar cajas, o cosas similares, centrate en estudiar inglés mientras te duren los ahorros y cuando tengas un nivel decente ponte a intentarlo. Si no tienes ni ahorros ni conocimientos de inglés, ¡no vengas! Quédate en España, intenta buscar trabajo desde allí (au-pair por ejemplo) y trata de mejorar tu inglés por tu cuenta, que Internet tiene material para más años de los que vas a vivir.

Edimburgo visto desde su castillo

Yo, que soy un poco iluso, pensaba que con mi título de ingeniería, de profesor de español, años de experiencia en la recepción de un hotel y un Certificate of Proficiency in English (el máximo nivel de Cambridge) encontraría trabajo en 24 horas y llevo casi un mes aquí en blanco. Así que no, las cosas no son tan bonitas como las pintan.

5. No tires la toalla hasta que no hayas perdido el combate

Si realmente estás tratando de mejorar tu inglés, buscar trabajo y establecerte por un tiempo en el Reino Unido (o donde sea), no tires la toalla, el trabajo duro acaba dando sus frutos. Sí, es otro cliché, pero una verdad como la copa de un pino.

Cualquier idioma se acaba aprendiendo con el tiempo y paciencia, trata de “vivir en inglés” no hagas nada que no sea estrictamente necesario en español, hasta si hablas contigo mismo trata de hacerlo en inglés.

Perth en Escocia

Sigue buscando todo tipo de trabajo al que puedas (y quieras) aspirar, no tires la toalla, y aprovéchate del Job Centre Plus (el INEM del Reino Unido) para que un consejero te ayude a mejorar cosas como tu CV, o las cartas de presentación que envíes. Lee webs de empleo y trata de dedicar un poco de tiempo a ponerte al día sobre lo que pasa en el sector que te interesa, en una horita al día puedes aprender justo la única habilidad que te faltaba para conseguir trabajo.

Y por último, pásate por Vivir Europa de vez en cuando, ya que estamos todos en el mismo club, voy a tratar de darte toda la información y consejos que a mí me hayan podido servir. Pues trabajar y aprender el idioma es, sin duda, el punto esencial para vivir en cualquier país.

Tu viaje comienza en Vivir Europa

Si viajas pronto quizás quieras reservar a través de los siguientes enlaces o de la sección de recursos. Enlazo compañías que utilizo y con esto ayudas, sin pagar extra, a mantener Vivir Europa en marcha y gratis, pues estas compañías me dan una pequeña comisión por venta.

  • Reserva una habitación de hotel en el Reino Unido

Busca hoteles en Reino Unido


  • Reserva actividades y visitas guiadas en el Reino Unido

Disfruta al máximo en tu viaje al Reino Unido con las actividades más interesantes. Tienes todo tipo de opciones para cualquier presupuesto y estilo de viaje:

Busca otras actividades en Reino Unido


  • Reserva tu seguro de viaje

Si estás preparando esas ansiadas vacaciones, quítate una preocupación de la cabeza mientras ahorras con esta oferta de Allianz Assistance: 5% de descuento al utilizar el código promocional CC-VIAJE-5 en tu seguro de viaje para vacaciones.

Pulsa aquí para reservar tu seguro de viajes


  • Busca ofertas de vuelos al Reino Unido

Si quieres volar de forma directa a Reino Unido, tus mejores opciones son las siguientes:

  1. Santander – Edimburgo desde 20€
  2. Gerona – Londres desde 24€
  3. Reus – Londres desde 25€
  4. Ibiza – Bristol desde 25€

Busca otros vuelos a Reino Unido


  • Compra libros y guías de viaje sobre el Reino Unido

Estos son los libros que te recomiendo para tu viaje a Reino Unido:

  1. Zadie Smith – Dientes blancos
  2. Jane Austen – Orgullo y prejuicio
  3. Nick Hornby – Fiebre en las gradas
  4. Guías Visuales – Gran Bretaña

Busca otros libros sobre Reino Unido


  • Reserva una cama de hostal en el Reino Unido

Si tu presupuesto es limitado o quieres socializar más quizás prefieras alojarte en un hostal de Reino Unido.

Busca hostales en Reino Unido


  • Reserva un apartamento en el Reino Unido

Si prefieres alojarte en un apartamento de alquiler vacacional para tener mayor independencia puedes buscar las mejores ofertas del momento en Airbnb, donde además tendrás hasta 35€ de descuento si reservas a través del siguiente enlace:

Busca ofertas de alojamiento en Airbnb


Por último, si tienes dudas o quieres ayuda en tu viaje al Reino Unido, comenta o utiliza el formulario de contacto.

Víctor
Tras obtener una Ingeniería Informática, trabajar en el mundo del póquer y pasarme siete años recordando mis 18 meses vividos en Noruega entre 2002 y 2003, en septiembre de 2010 dejé todo atrás y mi vida se convirtió en la web en la que te encuentras ahora. Desde entonces he vivido en Hungría, Reino Unido, Bélgica y ahora Estonia. ¡Te animo a Vivir Europa conmigo!