Budapest

Un día en budapest: qué ver en 24 horas por la ciudad

Publicado: febrero 11, 2012 Actualizado: abril 9, 2024 6016 views
Vista nocturna del Parlamento de Budapest y el Puente de las Cadenas iluminados.Vista nocturna del Parlamento de Budapest y el Puente de las Cadenas iluminados.

La capital de Hungría es una de esas ciudades que tiene una oferta cultural y de ocio tan grande que a pesar de haberla visitado ya cuatro veces a penas he repetido lugares. Por esto, elegir qué hacer en una visita de un día a Budapest es, cuando menos complicado. No obstante, tras darle bastantes vueltas, aquí está lo que en mi opinión sería una primera toma de contacto esencial con la ciudad.

Desayunar en un café de Budapest

Un día siempre sale mejor si se comienza con un buen desayuno, algo de azúcar para tener energías y un delicioso café que nos mantenga alerta ante lo que estamos presenciando en todo momento. En este sentido Budapest, como toda Hungría, es un destino fantástico para los más golosos y lugares en los que sentirte un rey en la ciudad desde el desayuno los hay, y muchos.

Logo del New York Salon.
Logo del New York Salon en el New York Cafe.

Puestos a recomendaros un par, sin lugar a duda dos de los más famosos, que además se encuentran bien situados de cara a continuar la visita caminando son el New York Kávéház en Erzsébet körút 9-11 y el Centrál Kávéház en Károlyi Mihály utca 9. Ambos son lugares con muchísimas clase y se encuentran en el centro, con sendas paradas del metro de Budapest a escasos metros. Blaha Lujza tér de la línea 2 de metro es la mejor estación para acudir al New York, mientras que Ferenciek tere os dejará al lado del Centrál.

Visitar la orilla del Danubio

Con las pilas bien cargadas vamos a ir a uno de los lugares urbanos más espectaculares de Europa, la orilla del río Danubio a su paso por Budapest. Desde el New York puedes aprovechar para ir recorriendo Wesselényi utca dirección este, de esta manera podrás ver también la Sinagoga más grande de la ciudad. Desde allí, un par de minutos dirección sur por Károly körút y luego recorrer dirección este Kossuth Lajos utca te dejará a la altura del Ferenciek tere, donde estarás en caso de haber optado por la cafetería Centrál.

Desde allí, necesitarás solo cuatro minutos para llegar a la plaza del 15 de marzo y el puente de Erzsébet. Donde la colina de Géllert enfrente, y el castillo de Buda a su derecha, te hará perder el aliento por primera vez en Hungría. Y me temo que no será la última.

León de piedra en el Puente de las Cadenas de Budapest de noche con farolas iluminadas.
León de piedra en el Puente de las Cadenas de Budapest de noche con farolas iluminadas.

Mi recorrido favorito por el Danubio empieza en este lugar, y continúa dirección norte del lado de Pest llegar al puente de las cadenas, Lanchíd, que es el siguiente. Allí te recomiendo cruzar al otro lado, a Buda, y subir, ya sea por el funicular o por el camino normal a la zona del castillo.

Estatua ecuestre en el Bastión de los Pescadores al atardecer en Budapest.
Estatua ecuestre en el Bastión de los Pescadores al atardecer en Budapest.

Además del castillo, el Bastión de los Pescadores y la cercana iglesia de Matías son elementos esenciales en la colina. Sobretodo teniendo en cuenta que desde el primero podrás ver al otro lado del Danubio el Parlamento de Budapest, seguramente el edificio más bello de la ciudad.

Comer en la zona del castillo de Budapest o en la isla Margarita

Dependiendo de la hora que sea y la hora en la que te entre hambre, tienes dos opciones para comer. Hacerlo en la misma colina del castillo cerca del bastión de los pescadores, o bajar la colina por el bastión y remontar más aún el Danubio hasta llegar a Margit híd, el puente que conecta el sur de la isla Margarita con Buda y Pest. En cualquiera de las dos zonas comerás fantásticamente, es cuestión de cómo te sientas en el momento de tu visita.

Atardecer en Városliget

Tras haber disfrutado del Danubio, y de nuevo con energías renovadas, nos dirigiremos a otra de las zonas imprescindibles de Budapest, el Városliget, o parque de la ciudad. Para eso, dependiendo de donde estemos tomaremos la línea azul de metro en la estación de Nyugati o la roja en Batthyány tér. El destino en ambas es el mismo, Deák Ferenc tér donde cambiaremos a la línea amarilla de metro, la primera línea de la ciudad y el segundo metro más antiguo del mundo.

Este metro recorre Andrássy út hasta llegar a la plaza de los héroes, Hősök tere, donde tendrás que descender del metro. La plaza de los héroes y el monumento del milénio que la ocupa son un lugar histórico en sí mismos, y no solo porque los personajes más importantes de Hungría tengan su estatua.

Vista frontal de la Plaza de los Héroes con estatuas en Budapest en día nublado.
Vista frontal de la Plaza de los Héroes con estatuas en Budapest en día nublado.

Dos de los mejores museos de la ciudad están a ambos lados de la plaza, por si te apetece culturizarte más, o por si en la época del año en que vas hace demasiado frío y no quieres pasar mucho tiempo al aire libre.

En cualquier caso te recomendaría, especialmente en verano, que te acerques al estanque que hay en el parque justo detrás de la plaza y disfrutes allí del atardecer. O mejor aún, si te has traído el bañador, deberías acudir a los baños Széchenyi que hay en el mismo parque y ver la puesta de sol en una piscina a 36 grados hasta en invierno. Una experiencia única en toda Europa.

Baños Széchenyi de Budapest, capital de Hungría.
Baños Széchenyi de Budapest, capital de Hungría.

Tomes la decisión que tomes está claro que no te vendrá mal un rato de relax y contemplación tras el pateo acumulado.

Cenar y salir de fiesta por el barrio judío de Budapest

En mi opinión, el mejor lugar para acabar tu primer día en Budapest es el barrio judío de la ciudad. Hay tienes algunos de los mejores restaurantes, bares y discotecas de la capital húngara, y sobretodo un ambientazo genial.

Desde el Városliget puedes caminar Andrássy út hasta llegar a la plaza de Oktogon, allí, a tu izquierda comenzará el barrio, o también puedes tomar el metro en H?sök tere? o Széchenyi fürdő y bajar en Oktogon u Opera.

Eso sí, hagas lo que hagas no te pierdas una visita al Szimpla Kert, lo tienes en Kazinczy utca, en pleno centro del barrio. Si tienes ganas de mucha marcha puedes apuntarte a una ruta de fiesta por los bares en ruinas de Budapest.

Interior desenfocado del bar Szimpla Kert en Budapest con decoración ecléctica.
Interior desenfocado del bar Szimpla Kert en Budapest con decoración ecléctica.

¿Se te han puesto los dientes largos? Ya sabes, eso es una señal inequívoca de que toca una visita a Budapest lo antes posible.

Víctor M. Martínez Valero
Estratega de contenidos y consultor SEO, llevo desde 2010 escribiendo sobre viajes en Vivir Europa, mi proyecto de vida. He vivido en Noruega, Hungría, Reino Unido, Bélgica y, desde 2015, Estonia y trato de ofrecer una visión única y detallada de la riqueza cultural europea. Si quieres saber más sobre mí, puedes leerlo en "Acerca de".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *