EstoniaSaaremaa

Saaremaa: qué ver en el tesoro insular que Estonia esconde

Publicado: septiembre 21, 2023 Actualizado: abril 21, 2024 710 views
Faro de Sõrve en Saaremaa, Estonia.Faro de Sõrve en Saaremaa, Estonia.

Al oeste de Estonia, en el mar Báltico, se encuentra un lugar especial, donde la gente vive a otro ritmo, lo artesano nunca dejó de estar de moda y el aire no parece el mismo que respiramos normalmente. Descubre conmigo la isla de Saaremaa.

La mayor isla de Estonia, Saaremaa, tiene algo que la esconde del turista habitual que viaja por los Países Bálticos: no se encuentran en el camino que une Tallin, Riga y Vilna, las tres capitales bálticas. Por eso este fascinante lugar queda oculto a la mayoría y tiene la frescura que las otros lugares han perdido.

Saaremaa ha sido la última región de Estonia que he visitado hasta la fecha y llevo casi nueve años en el país cuando escribo estas líneas. Siempre esperando el mejor momento, que suele ser en verano, y nunca teniendo tiempo. Ahora solo quiero volver una y otra vez para recuperar el tiempo. Deja que te cuente el porqué.

Dónde está Saaremaa

Saaremaa está al oeste de Estonia, y es la mayor de ese cuarteto de islas del mar Báltico que forman esta zona del país: Hiiumaa, Vormsi, Muhu y Saaremaa.

Encargada de sellar en buena parte la salida al mar del Golfo de Riga, Saaremaa se encaja entre Hiiumaa y la península letona de Curlandia.

Breve historia de Saaremaa

Diferentes restos arqueológicos encontrados en la isla nos dicen que ya estaba habitada en el quinto milenio antes de Cristo. Y sabemos también que los vikingos tuvieron más de un encontronazo con los isleños en el siglo VIII. Incluso es más que posible que Saaremaa tuviese sus propios vikingos.

Desde el siglo XIII la historia de Saaremaa se asemeja bastante a la del resto del país: daneses, los Hermanos Livonios de la Espada, suecos, rusos, y tras dos guerras y algo de independencia entre ellas, un periodo duro durante la Unión Soviética en el que, entre 1946 y 1989, Saaremaa estuvo restringido para turistas e incluso estonios que no fuesen autóctonos.

Qué ver en Saaremaa

Ekesparre Boutique Hotel de Kuressaare, Saaremaa.
Ekesparre Boutique Hotel de Kuressaare, Saaremaa.

Decir que Saaremaa es la mayor isla de Estonia podría hacernos pensar que quizás no es para tanto, pues Estonia es un país pequeño, pero en España solo Mallorca supera sus 2673 kilómetros cuadrados.

Esto hace que haya bastantes cosas que ver en Saaremaa y que dedicarle al menos un fin de semana a una visita no sea una sugerencia descabellada.

Kuressaare

Kuressaare es la capital de la isla y sus 14 mil habitantes suponen casi la mitad de las más de 30 mil personas que habitan la región. Es la sede ideal para un viaje a Saaremaa, pero también el mejor lugar para entender que en isla la vida es distinta.

Calle Tallinna de Kuressaare.
Calle Tallinna de Kuressaare.

Pasear por las calles empedradas del centro y visitar los distintos negocios locales te pondrá en sintonía con productos locales, intereses que tienen sus habitantes y te hará entender también que esas cuatro décadas aislados del resto del mundo la marcaron para siempre.

Desde el centro, además, unos minutos paseando te llevarán al parque en el que se sitúa la mayor atracción de Kuressaare, su castillo.

Castillo de Kuressaare

El castillo de Kuressaare en sí mismo nunca serviría, como otros castillos europeos, de inspiración a cuentos de hadas y dragones.

Su estilo es sobrio y la compacidad y geometría de su edificio principal puede llegar a desilusionar al visitante.

Castillo de Kuressaare.
Castillo de Kuressaare.

Pero es precisamente otra geometría, la de la traza italiana utilizada en su fortificación, la que, aunque más aparente vista desde el cielo, hace del castillo un lugar especial. Por supuesto, no podemos volar salvo que sea con un dron, pero sí podemos ver la costa de Kuressaare desde las elevaciones de los revellines.

Crater de Kaali

Hace unos 7500 años un meteorito cayó sobre la isla y el impacto fue tal que dejó un gran crater de 110 metros de diámetro y 22 de profundidad, además de otros 8 cráteres más pequeños.

Cráter de Kaali.
Cráter de Kaali.

Hoy en día, el crater de Kaali es la atracción más popular de la isla, con un centro de visitantes junto a ella y un entramado de escaleras y senderos alrededor del cráter principal para poder disfrutarlo.

Faro de Sõrve

Creo que el el Faro de Sõrve es mi lugar favorito de Saaremaa, a pesar del tremendo viento que parece haber siempre.

Uno de los faros más importantes del país, seguro, pues se encuentra en una península dentro de otra península al suroeste de la isla. Un punto que está a penas a 30 kilómetros de distancia de Letonia y que intuyo puede ser peligroso para los barcos que entran y salen del Golfo de Riga.

Faro de Sõrve.
Faro de Sõrve.

Junto al faro puedes encontrar un restaurante, un café, museo, un par de tiendas. Vamos, que tendrás lugares donde entrar en calor tras tu paseo por la playa.

Acantilado de Panga

Panga Pank, el acantilado de Panga, es el afloramiento rocoso más alto que puedes encontrar en el oeste de Estonia.

Acantilado de Panga.
Acantilado de Panga.

Parte de una escarpa que comienza en la isla sueca de Gotland y cruza el mar Báltico hasta llegar a Saaremaa. Esta zona ofrece unas vistas espectaculares al mar, además de la posibilidad de ir a una ruta a pie. Cuidado con asomarte al borde del acantilado, el viento es traicionero en este lugar.

Molinos de Angla

He mencionado el viento de Saaremaa al menos dos veces en otras secciones de este artículo, así que supongo que el hecho de que haya una colina con varios molinos solo es una sorpresa porque en este caso hablamos de molinos antiguos de madera.

Qué hacer en Saaremaa

Montículos de piedras en una playa de Saaremaa.
Montículos de piedras en una playa de Saaremaa.

Paseos y rutas

Saaremaa es tan grande para una isla tan poco poblada que las posibilidades para paseos y senderismo en la naturaleza son casi ilimitadas.

La opción más popular es la ruta de 4.8 kilómetros en la turbera de Koigi.

Café y Molino de Ohessaare

Puestos a elegir mi molino favorito de Saaremaa me quedo con el molino de Ohessaare y la cafetería que tiene justo al lado. Una pequeña aventura de unos locales, el molino está acondicionado para que se pueda dormir en él y el café ofrece unas tartas absolutamente deliciosas.

Café y molino de Ohessaare.
Café y molino de Ohessaare.

Además, creo que no he visto este lugar recomendado en ninguna otra web en español, así que supongo que aún no es tan popular como, sin duda, terminará siéndolo.

Tarjetas turísticas

Los 59.00€ de la nueva tarjeta de museos de Estonia, que ofrece visitas a museos de toda Estonia por un año, son demasiado teniendo en cuenta que solo incluye la visita al castillo de Kuressaare y a la Granja Museo de Mihkli en Saaremaa. Por supuesto, si vienes de visitar Tallin u otros lugares, o vives en Estonia, es una compra casi obligatoria si disfrutas visitando museos.

Qué comprar, productos de la isla

Me fascina de Saaremaa la cantidad de granjas y artesanos que hay repartidos por el territorio. Son tantas las posibilidades que llevarte una típica posta com souvenir debería ser delito.

Para empezar, la isla está llena de enebros y en Saaremaa puedes encontrar productos de madera de todo tipo hechos de este material. Por ejemplo un cuchillo para la mantequilla o un servilletero con forma de velero como los míos.

También puedes ir a Kaarma y comprar jabones de GoodKaarma; cualquier tipo de producto que venga del enebro, incluidos siropes y conservas en el Jardín y hogar del enebro de la granja Orbu (Kadakakoda ja Orbu Talu Aed) o aceites, semillas y cereales en Karmeli.

Alojamiento en Saaremaa

Durante mi primera estancia en Saaremaa, opté por alojarme en un apartamento reservado a través de Booking.com por la libertad que eso ofrece. Por supuesto Kuuresaare es el lugar donde encuentras la mayoría de alojamientos en la isla, pero también hay cabañas y casas de campo repartidas por la isla. Aquí están algunos de los alojamientos más interesantes.

Casa de madera en Kuressaare.
Casa de madera en Kuressaare.

Transporte en la isla, cómo moverse

La mejor forma para moverse por la isla y posiblemente la única que te recomiendo si vas a visitarla en solo un par de días, es mediante un coche propio. Puedes alquilarlo en Tallin y conducir hasta la isla o hacerlo en la propia Kuressaare tras viajar en autobús a la capital.

Existen más de 100 líneas de autobús público, que además son gratis hasta para los turistas, pero hay una pega. Como puedes ver en esta página donde están todas estas líneas con mapas de trayecto, etc, la mayoría de las líneas solo hace un viaje al día. Están pensadas especialmente para habitantes de la isla que se desplazan a otros lugares por trabajo, y todas parten desde Kuressaare. Dicho esto, planeando bien el viaje, puede que te puedas ajustar al bus.

Cómo llegar a Saaremaa

La forma más habitual de llegar a Saaremaa es con un pequeño trayecto de menos de media hora en ferry desde la Estonia continental. Los ferries cruzan a la isla de Muhu, que está conectada a Saaremaa mediante una carretera. El billete cuesta apenas 4.30€ por adulto más unos 12.00€ por un vehículo de tamaño medio.

Llegada a Muhu en ferry.
Llegada a Muhu en ferry.

También, por supuesto, puedes viajar en autobús desde Tallin y el precio de tu billete incluirá el trayecto en ferry con el autobús. El autobús suele costar unos 16.00€ por trayecto, pero el precio puede variar según la temporada.

Otra opción divertida es volar con la compañía NyxAir en un viaje de 40 minutos en un ATR 42-500 de 48 asientos. El precio del trayecto de ida y vuelta es de unos 56.00€.

Preguntas Frecuentes sobre Saaremaa

¿Es Saaremaa un destino apto para familias?

¡Absolutamente! Con actividades al aire libre, playas y una naturaleza impresionante, es ideal para familias.

Bicicletas por el centro de Kuressaare.
Bicicletas por el centro de Kuressaare.

¿Qué comida típica puedo probar en Saaremaa?

Prueba el pescado ahumado, pan negro estonio y las diversas variedades de queso y cerveza local.

¿Cuál es la mejor época para visitar Saaremaa?

El verano, entre junio y agosto, es ideal por su clima cálido y días más largos. Sin embargo, la primavera y el otoño también tienen su encanto con menos turistas.


Hoy en día es imposible encontrar lugares sin explorar en Europa. Pero eso no significa que no haya todavía regiones que hacen que te sientas aislado del resto del mundo. Aislado en el sentido más maravilloso de la palabra, fuera de todo ruido externo que nos acompaña cada día. Saaremaa es un ejemplo de esto a solo unas horas de Tallin y una de las visitas en Estonia que más puedo recomendar.

Víctor M. Martínez Valero
Estratega de contenidos y consultor SEO, llevo desde 2010 escribiendo sobre viajes en Vivir Europa, mi proyecto de vida. He vivido en Noruega, Hungría, Reino Unido, Bélgica y, desde 2015, Estonia y trato de ofrecer una visión única y detallada de la riqueza cultural europea. Si quieres saber más sobre mí, puedes leerlo en "Acerca de".