Londres

Buckingham Palace: el palacio real y St James’s Park

Publicado: septiembre 8, 2023 Actualizado: febrero 21, 2024 5179 views
Buckingham Palace, el Palacio Real de Londres, capital del Reino Unido.Buckingham Palace, el Palacio Real de Londres, capital del Reino Unido.

Continuamos nuestro paseo por Londres, la capital de Inglaterra con otro de las visitas imprescindibles en la ciudad, St James’s Park y el Palacio de Buckingham, antigua residencia oficial de Isabel II, reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, hasta su fallecimiento.

Breve historia del Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham no siempre fue la majestuosa residencia que conocemos hoy. Originalmente construido en 1703 para el Duque de Buckingham, fue adquirido por la familia real en 1761. Con el tiempo y diversas renovaciones, se convirtió en el hogar oficial de la monarquía británica en el siglo XIX. Sus muros han sido testigos de la historia y evolución del Reino Unido.

¿Se usa hoy en día el Palacio de Buckingham?

Desde la muerte de Isabel II, el futuro del Palacio de Buckingham como residencia de la monarquía no ha estado muy claro.

Una renovación está siendo una buena excusa, pero parece que el Rey Carlos III no tiene la intención de convertir el palacio en su residencia habitual.

Visitar el Palacio de Buckingham

Guardias a la entrada de Buckingham Palace.
Guardias a la entrada de Buckingham Palace.

Os confesaré algo, Buckingham Palace no es un palacio especialmente bonito. De hecho, llegaría a decir que de entre todos los edificios famosos de Londres, que no son pocos, seguramente es el que menos me gusta arquitectónicamente hablando. Es cierto que aún no lo he visitado por dentro, ya os comentaba en el anterior artículo que Londres tiene tanto que ofrecer que no le veo sentido a tener que pagar para entrar a los edificios No obstante, la gran atracción del palacio está fuera. Me refiero, claro está, a la Guardia Real.

Entrada al Palacio de Buckingham

Cambio de Guardia

Situados enfrente de sus casetas negras, fusil en mano y una vestimenta inconfundible: pantalones y zapatos negros, chaqueta roja y cinturón y detalles de las mangas blancos. Botones dorados, cuello negro y un tremendo gorro de color negro también que es dos veces la cabeza del guarda. Los guardias realizan la misma rutina cada cierto tiempo, se mueven de forma mecánica de un lado al otro y reciben seguramente más fotografías que muchos famosos.

Cambio de guardia en el Palacio de Buckingham.
Cambio de guardia en el Palacio de Buckingham.

El cambio de guardia es algo especial, seguramente uno de los momentos más interesantes de ver y quizás, el mayor motivo para ver el Palacio de Buckingham. Viajar a Londres no sería lo mismo sin los guardas y sus casetas, las cabinas telefónicas rojas y los autobuses de dos pisos.


St James’s Park

Tras disfrutar del Palacio de Westminster y el Big Ben, apenas tendremos que andar cuatro minutos por St Margaret y Great George Street para llegar a St James’s park, un pequeño parque con un lago en el centro del mismo que nos da la bienvenida al Palacio de Buckinham.

Parque de St. James.
Parque de St. James.

Pulsa aquí para reservar tu entrada al palacio de Buckingham desde 27.50€

Creo que las ardillas más juguetonas del planeta se encuentran en este parque. Debido a la inmensa cantidad de turistas que se pasean día tras día por allí, a las ardillas no les da ningún miedo acercarse a las pequeñas verjas que separan su hábitat de los caminos para visitantes en busca de comida.

No son las ardillas las únicas habitantes de St James’s Park. Alrededor del agua hay gran cantidad de especies de aves que actúan, eso sí, con algo más de altanería que los pequeños roedores.

Una de las cosas que más me gusta del norte de Europa es lo distintas que son las estaciones entre sí. En otoño, por ejemplo, las hojas de los árboles perennes y aquellos de hoja caduca que están apunto de perder su «plumaje» crean una gama de colores espectacular en el parque que va desde unos amarillos casi brillantes hasta unos verdes intensísimos, pasando por todo tipo de rojos, ocres y marrones.

Cómo llegar al Palacio de Buckingham

Llegar al palacio es sencillo. Si viajas en metro, la estación «Victoria» es tu mejor opción. Desde allí, un breve paseo te llevará directo a las puertas del palacio. Si prefieres el autobús, varias líneas tienen parada cercana. ¡Y no olvides tus zapatos cómodos para disfrutar del recorrido!

Lugares próximos

Alrededor de St James’s Park hay varios edificios importantes de Londres, como las Horse Guards o el Churchill Museum, pero es al cruzar el Blue Bridge, que atraviesa justo por el centro el lago del parque cuando se comienza a divisar el más importante de todos ellos, el Palacio de Buckingham y el Queen Victoria Memorial, estatua que marca la rotonda frente al palacio y que es uno de los lugares más fotografiados sin duda.

Víctor M. Martínez Valero
Estratega de contenidos y consultor SEO, llevo desde 2010 escribiendo sobre viajes en Vivir Europa, mi proyecto de vida. He vivido en Noruega, Hungría, Reino Unido, Bélgica y, desde 2015, Estonia y trato de ofrecer una visión única y detallada de la riqueza cultural europea. Si quieres saber más sobre mí, puedes leerlo en "Acerca de".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *