miércoles, 15 de mayo de 2013

Exchange Square de Manchester, vida tras el atentado

Este artículo pertenece a la guía de Manchester de Vivir Europa.

Tras el horror que supone a un pueblo sufrir un atentado, no queda más remedio a una ciudad que sacar fuerzas, reconstruirse arquitectónica y anímicamente y volver, cual ave fénix, con más fuerza que nunca. La Exchange Square de Manchester es el ejemplo de esto, conmemorando con serenidad y diseño vanguardista la reconstrucción tras el atentado del IRA que en 1996 destruyó un tercio del centro de la ciudad.

Exchange Square de Manchester

El 15 de junio de 1996, el IRA hacía explotar una bomba en Corporation Street que, si bien no supuso la muerte de ninguna persona, causó a la ciudad unos daños estimados en unos mil millones de libras actuales. El centro de la ciudad quedaba destrozado y una reforma cambiaría su cara para siempre.

Exchange Square de Manchester

Exchange Square iba a ser la obra central de esta reforma, a escasos metros de la catedral mostraría la modernidad de la Manchester resurgida en contraste con uno de los edificios históricos de la ciudad. El Manchester Millennium Ltd, colectivo encargado de la estrategia de recuperación del centro de la ciudad tras el atentado encargaría, tras el fracaso por parte de la compañía británica EDAW en su intento por ofrecer un diseño relevante, la construcción de la obra a la arquitecta paisajista estadounidense Martha Schwartz.

La plaza se construiría entre 1997 y 1999, de cara a la llegada del nuevo milenio, y tras esto, durante ocho años, tuvo entre 2004 y 2012 una noria de 60 metros de altura, la Manchester Wheel, como atracción principal.

Exchange Square de Manchester

La sobriedad de la Exchange Square hace sorprendente el precio total del proyecto, cuatro millones de libras. Pero es justo la imagen que se buscaba con este amplio espacio de suelos de granito negro. Unas suaves rampas en la plaza salvan una diferencia de altura entre la parte más alta y la más baja de la misma con bancos que se curvan a medida que remontan el desnivel.

No lejos de estos bancos unas fuentes de curioso formato generan un ruido de fondo, casi imperceptible, que emana tranquilidad. Y en la parte superior de la plaza cinco molinos de viento de metal, diseñados por John Hyatt, y orientados a distintos puntos, se mueven con mayor o menor intensidad según el viento y su dirección -aunque lo hacen de forma electrónica-.

Exchange Square de Manchester

Estamos en el corazón de Manchester, pero ningún elemento de la plaza tiene más de 200 años. Los tres edificios más grandes de la misma son tres centros comerciales, estamos en la zona comercial más importante de Manchester y no hay duda alguna al respecto.

El lado este de la plaza tiene la entrada al Manchester Arndale, el centro comercial más grande de Manchester -si consideramos que el Trafford Centre está a las afueras de Manchester- y el sexto más grande del Reino Unido con casi 150 mil metros cuadrados.

Exchange Square de Manchester

Al otro lado de la plaza, el antiguo edificio del Corn Exchange se han convertido en The Triangle, otro centro comercial en el que ya no se intercambian cereales. Por último, al sur de esta triangular plaza está el Selfridges.

Exchange Square de Manchester

Aprovechando este gran espacio, el ayuntamiento de Manchester ha organizado varios eventos en la Exchange Square, el más importante de los cuales a nivel anual seguramente es su mercado de Navidad. Hasta el visionado de muchos eventos de los Juegos Olímpicos se realizó en este lugar.

Exchange Square de Manchester

The Exchange Square ha evolucionado en menos de 20 años para convertirse en punto de encuentro y de desarrollo de las más elementales premisas capitalistas tras haber sido epicentro del horror terrorista. Un ejemplo más de la evolución de la ciudad industrial por excelencia.

Tu viaje a Manchester comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie