lunes, 15 de abril de 2013

Viajar a Manchester, ¿la segunda ciudad de Inglaterra?

Este artículo pertenece a la guía para vivir en el Reino Unido de Vivir Europa.

Por mucho que en población sea doblada por Birmingham, creo sinceramente que muy poca gente en el mundo (con la excepción, claro está, de los brummies -birminghenses-), tiene alguna duda de que Manchester es la segunda ciudad más importante de Inglaterra. Una ciudad que se puso en el mapa mundial hace 200 años y que se volvió a reinventar hace menos de 20.

Manchester

Se puso en el mapa hace 200 años porque antes de la llegada de la revolución industrial Manchester no era realmente nada, pero entonces, entre el siglo XVIII y el XIX se convirtió junto a su némesis Birmingham en uno de los núcleos urbanos más grandes del mundo. La industria del algodón le daría el sobrenombre de cottonopolis, y la no tan buena fama de ser ejemplo de las horribles condiciones sociales y laborales de la época.

Pero esa imagen sucia e industrial poco tiene que ver con el Manchester actual. Y lo más sorprendente es que buena parte de la culpa de esto es de una bomba. Una bomba del IRA que en 1996 destruyó un tercio del centro de la ciudad -sin causar víctimas afortunadamente- y que hizo que Manchester saliese del ostracismo que parecía condenarle desde siempre convirtiéndose en sinónimo de la vanguardia inglesa.

Manchester

¿Qué pensaría Engels, menos de 200 años después de escribir su libro La situación de la clase obrera en Inglaterra horrorizado por lo que observó en las fábricas de la ciudad durante sus viajes a Manchester para cuidar del negocio familiar, si viese la ciudad en que se ha convertido el objeto de sus pesadillas y la inspiración de su lucha? Seguro que no saldría de su asomo al ver a Manchester convertida posiblemente en la ciudad más moderna de Inglaterra, en la más vanguardista, y por qué no decirlo en la más altiva.

La curiosa mezcla arquitectónica de almacenes de rojo ladrillo y altos edificios de cromo y cristal le dan a Manchester un aspecto completamente distinto al del resto de ciudades inglesas. Creo firmemente que Manchester parece mucho más una Barcelona, un Milán, o un Múnich que Londres, Liverpool o Edimburgo.

Manchester

El aspecto de Manchester desde luego no es agradable como pueda ser el de otras ciudades, incluida la sempiterna rival Liverpool. Al fin y al cabo, a tu alrededor, incluso estando cerca del centro, te vas a encontrar con una gran cantidad de fábricas, edificios oscuros, y más ladrillo rojizo. Es una arquitectura mucho más funcional que bella.

Manchester

Pero el interior ya no contiene ruidosos motores, intensos humos, que acababan con la salud de la población hace incluso menos de cien años. Aquí radica la gran evolución de la ciudad.

Y no son solo los almacenes los elementos que han visto cambiar su rol en estos últimos años. Los canales de la ciudad, que la comunicaron con el mundo y trajeron una industria que enfermó a sus calles y gente, son hoy en día imagen de rejuvenecimiento, de belleza, casi de naturaleza, aunque estemos en uno de los lugares menos verdes del país.

Manchester

Pero ante todo cambio hay algo que se ha mantenido idéntico con los años en Manchester: su gente, y su amor por las dos palabras que definen todo el noroeste de Inglaterra: la música y el fútbol.

Puede ser que Manchester no sea tan popular como la vecina Liverpool, pues Beatles no hay más que unos, pero desde los años 80 quizás no ha habido otra ciudad en el aspecto musical como Manchester -con la salvedad de Londres, claro- en el país, con su legendario club The Haçienda, con Joy Division, New Order, The Smiths, The Stone Roses u Oasis.

Y más importante aún que la música para el común de los mancunianos es el fútbol, que es también el mayor reclamo turístico de la ciudad. Quizás más aún si cabe ahora que el segundo equipo de la ciudad, el Manchester City, compite mano a mano con el mejor equipo de la historia de Inglaterra, el Manchester United.

Manchester

Así que si eres de los que no se conforma con una ciudad para conocer un país, si quieres ver las diferencias entre el norte y el sur de Inglaterra, si quieres ver una ciudad que se está todavía reescribiendo a sí misma, tienes que visitar Manchester, la segunda ciudad de Inglaterra.

Tu viaje a Manchester comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie