viernes, 3 de febrero de 2017

Qué hacer si te roban durante un viaje

Aunque cuando uno viaja el enfrentarse a lo desconocido impone respeto, no creo que el hecho de viajar nos ponga en una situación más insegura, pues igual que pueden robarte en la puerta de tu casa una noche cualquiera, puede darse la terrible casualidad de que en uno de tus viajes algún malnacido te robe la cartera, el bolso, o algo de tu equipaje. Si esto te ha pasado y piensas, ¿qué hago ahora? Sigue leyendo.

Maletas de Vivir Europa

Este artículo, como todos, no lo escribo basándome en hipótesis, muy a mi pesar, sino en una triste experiencia. Durante el #VExEuropa, viaje que me llevó por tierra de Valencia a Tallin, un indeseable me robó la cartera en una estación de metro de Milán, apenas tres horas antes de tomar mi tren con destino a Venecia. Atrás quedaban más de cinco años con una réplica del famoso monedero de Samuel L. Jackson en Pulp Fiction (Bad Motherfucker), aunque gracias a una amiga vuelvo a tener una copia del mismo.

Bad Motherfucker

Prevenir es lo primero que te diría todo el mundo, con razón, que solventa el problema de los robos. Tienes que ir con cuidado, tener todo bien guardado, no mostrar tu dinero o pertenencias frente a ningún desconocido. Separar tu dinero, tarjetas de crédito/débito y de identidad para no perder todo de golpe es también esencial. Pero a veces todo esto no es suficiente, y en una fracción de segundo pasas -como yo pasé- de estar pensando en no perder el metro a buscar tu cartera, ya sin el dinero, en alguno de los cubos de basura cercanos, infructuosamente.

El siguiente paso es tomárselo con calma. Sí, ya sé que si estás leyendo esto justo después de que te haya pasado y estás en un lugar que no conoces, en el que no hablas el idioma local y sin pasaporte o dinero para volver a casa, lo de calmarse suena a broma. Pero el asunto ya ha sucedido, y no quieres que la cosa empeore por no estar centrado en tomar los pasos necesarios para dejar esto atrás lo antes posible.

Así que ahora que ya finges estar calmado, vayamos por pasos:

Paso 1 - Bloquear las tarjetas de débito/crédito

Tras un robo, el primer paso es asegurarte de que no vas a perder más de lo que ya has perdido. Aquí hablo de bloquear las tarjetas de crédito o débito porque el monedero es una de las pérdidas más habituales y estas tarjetas son el principal problema. Una cosa es perder el efectivo, del que lamentablemente ya te puedes olvidar para siempre, pues ni siquiera los seguros de viajes lo suelen cubrir, y otra es que alguien se dedique a gastar todo el dinero de tu cuenta bancaria.

Para bloquear tus tarjetas deberás tener a mano el número de emergencias de tu entidad bancaria. Es posible bloquearlas llamando directamente a MasterCard, VISA, etc., pero llamar a tu banco comenzará el proceso de preparación y envío de una nueva tarjeta, así que lo recomiendo. Aquí tienes los números de teléfono para bloquear desde el extranjero tarjetas de los bancos más importantes de Argentina, España y México:

  • Banco Galicia Argentina: +1 410 902 8022 (VISA) otros números aquí
  • Banco Nación Argentina: +54 11 4340 5656
  • Banco Popular España: +34 91 362 62 00
  • Banco Santander España: +34 900 811 381 (gratuito las 24 horas)
  • Bankia España: +34 91 602 46 80
  • BBVA Bancomer México: +52 800 2262663
  • BBVA España: +34 902 22 44 66
  • CaixaBank España: +34 935 82 98 09
  • Santander Rio Argentina: +1 303 967 1098 (VISA Debito) otros números aquí

Ahora que ya has cortado el posible chorro a los ladrones, te puedes relajar mucho más. Lo perdido se ha perdido, pero no habrá más sorpresas, y tienes toda una lista de pasos a seguir para ir saliendo más y más si cabe del hoyo. Y recuerda que si no tienes un teléfono a mano, en tu hotel, hostal o en el cuartel de la policía (ver paso 2) pueden ayudarte también.

Paso 2 - Declarar el robo a la policía

Acudir al cuartel de policía más cercano para declarar un robo es posiblemente lo que menos te apetezca hacer justo después de haber sido robado, pero es un paso esencial por muchos motivos. Además de darte la más bien remota posibilidad de recuperar tus documentos en caso de que el ladrón haya sido atrapado o simplemente haya tomado el efectivo y tirado lo demás en el lugar en que un transeúnte pueda haberlo encontrado, motivo que ya sería suficiente, sólo por el “¿y si pasa?”, tu declaración firmada será necesaria para reclamar a tu seguro de viaje y obtener un nuevo pasaporte o salvoconducto en caso de haber perdido tu identificación.

En los cuarteles de policía de las zonas más turísticas la policía suele hablar inglés o al menos suelen tener un intérprete en servicio, así que comunicarte no debería ser ningún problema si tu inglés es decente. Si hablas la lengua local, tanto mejor.

Trata de dar la mayor cantidad de detalle en tu declaración y que se ajuste a lo acontecido por el bien no sólo tuyo sino de posibles futuras víctimas. Por eso relajarse es tan importante, como decía antes.

Paso 3 - Ponerte en contacto con tu seguro de viajes

Tener un seguro de viajes puede parecer un gasto superfluo en ocasiones, y reconozco que hasta la fecha, para mí ha sido inútil, pues lo único que me fue robado no estaba cubierto por mi seguro: no tenía indemnización alguna por el efectivo o por tarjetas y documentos perdidos, tuve que pagar de mi bolsillo todas las reposiciones y trámites.

Pero aunque sólo sea por posibles problemas de salud merece la pena tener un seguro de viajes, y ya puestos, siempre es bueno tras un robo comprobar si alguna de las cosas que has perdido está cubierta.

Escribiendo o llamando al número de contacto de tu seguro, que siempre deberías tener guardado en varios lugares -junto con todos los datos del mismo que tengas- para poder accederlo en caso de necesidad te dirán todos los trámites que tienes que seguir con ellos para tu reclamación. Ten en cuenta que tener facturas de todos tus artículos perdidos suele ser necesario. Por eso, hoy en día, yo tengo una copia de todas mis facturas en mi cuenta de Evernote, que es la que uso para escribir mis artículos también. Mucho mejor que cargar con papeles.

Paso 4 - Hacerte fotografías de carnet

Este paso te lo podrás ahorrar si tu pasaporte no ha sido robado o si ya tenías varias fotografías de tamaño carnet tomadas y guardadas. Desde aquí recomendarte encarecidamente que lo hagas si aún estás a tiempo. Son un par de gramos más en tu equipaje y si viajas, sobretodo a largo plazo, terminarás necesitándolas por un motivo u otro.

Tiendas de fotografía o centros comerciales son los mejores lugares para obtener este tipo de fotografías. Si no conoces de ningún lugar siempre es una buena opción preguntar a la policía tras hacer tu declaración, no serás la primera persona que les ha preguntado esto.

Paso 5 - Obtener un documento complementario

Aunque este paso también es mejor si se realiza en la fase de prevención, de no haberlo hecho antes tendrás que hacerlo ahora. En la mayoría de embajadas o consulados todos los trámites son mucho más rápidos y fáciles si tienes algún documento de identidad contigo. Creo que es una opción inteligente viajar con tu pasaporte y tu documento nacional de identidad, pero tenlos siempre en lugares distintos. De hecho, si te fías de tu alojamiento y más aún si tiene una caja fuerte, guarda uno de ellos allí pero lleva siempre el otro contigo (en muchos países estás legalmente obligado a llevar identificación y podrías meterte en un lío si no la llevas).

Fotografías en el móvil de tus documentos o fotocopias pueden sacarte del paso, pero no son algo ideal, y en ocasiones pueden no aceptarlas. Por supuesto no valen, por ejemplo, para volar de vuelta a casa.

En caso de que sea demasiado tarde y no tengas ningún otro tipo de identificación contigo, algo que puede valerte es una declaración jurada de un ciudadano de tu misma nacionalidad que vaya identificado correctamente diciendo que eres quien dices ser. Viajar en compañía o tener amigos en el lugar al que viajaste de tu mismo país paga dividendos aquí.

Paso 6 - Visitar la embajada o consulado de tu país

Aunque mucha gente no lo sabe, perder el documento de identidad o pasaporte no es malo sólo por el embrollo de tener que obtener otro, sufriendo así ese método de tortura que se hace llamar burocracia. Tu documento desaparecido podría ser utilizado para suplantar tu identidad y ponerte en problemas, así que visitar la embajada o consulado con la denuncia a la policía en mano es siempre necesario.

Una vez allí cancelarán tus documentos extraviados -tras rellenar el consabido formulario- y en caso de necesitar uno nuevo te darán las pautas a seguir (aquí es donde las fotografías y el documento alternativo o declaración jurada serán necesarios). Si el tiempo necesario para realizar tu pasaporte no cuadra con tu fecha de retorno o de continuación del viaje, te podrán proporcionar un salvoconducto que hará las veces de pasaporte en un posible trayecto internacional.

En caso de que no haya ninguna embajada o consulado cerca, la cosa se puede complicar y necesitarás seguramente desplazarte a una ciudad mayor, para eso lo mejor es que primero te pongas en contacto con la embajada del país.

Paso 7 - Pago del importe de reposición

Fastidia tener que pagar cuando eres la víctima, pero supongo que si no fuese así todo el mundo sería robado de su pasaporte unos días ante de que caducase, el pago del importe del mismo será básicamente tu última acción antes de que la pesadilla del robo pase de tragedia a anécdota. Se acabó, ya no hay nada que tengas o puedas hacer.

Y esto es básicamente todo lo que tienes que hacer si alguien te roba mientras andas de viaje. Ahora sólo queda sonreír, acordarte de que estás viviendo tu sueño de ver el mundo, y disfrutar. Total, nada material es irremplazable. ¿No crees?

Nota: algunos enlaces de esta página son enlaces de afiliado. Esto quiere decir que cuando compres algo a través de ellos, recibiré una pequeña comisión (entre el 3 y el 5% normalmente). Por supuesto tú no pagas más por esto. Así puedo seguir trabajando en descubrir y describir Europa para ti. ¡Gracias de antemano!
 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie