miércoles, 1 de octubre de 2014

Turismo en Róterdam, qué ver en un día por la ciudad

Este artículo pertenece a la guía de Róterdam de Vivir Europa.

Si eres lector habitual de Vivir Europa (y si no espero que lo seas a partir de hoy) sabrás que aquí todos, tú y yo, somos vividores. Que nos gusta conocer a fondo una ciudad y sus gentes y, de paso, realizar todas las actividades posibles para quitarnos la monotonía de encima. Pero la mayoría de las veces uno viaja con el tiempo justo, y por eso siempre que escribo una nueva guía de una ciudad preparo un artículo sobre qué ver si sólo tenemos 24 horas en ella. Hoy te cuento qué ver en Róterdam en un día.

Róterdam en los Países Bajos

En un día en una ciudad grande como Róterdam, siempre abogo por dejar de lado las visitas a exposiciones o actividades que nos puedan tomar varias horas, optando en cambio por realizar un recorrido a pie por la ciudad que nos dé una idea de cómo se vive en Róterdam, qué ambiente se respira en la ciudad, y qué parece necesario explorar en profundidad en los días siguientes, de tenerlos.

Un día en Róterdam suele comenzar en su estación principal de tren, la Station Rotterdam Centraal. Allí llegan los trenes desde ciudades como Amberes en Bélgica o Ámsterdam, la capital de los Países Bajos, pero también es el lugar en el que acabarás si viajas en avión a Róterdam y llegas por transporte público desde el Aeropuerto de Róterdam La Haya. Por eso mi ruta a pie por Róterdam comienza también aquí.

Róterdam en los Países Bajos

Que Róterdam es la ciudad ideal para los amantes de la arquitectura es algo que se ve nada más llegar. Más si cabe desde que en mayo de 2014 se inauguró la nueva estación de tren. Pero éste no es el único edificio espectacular de la Calle Weena, una de las arterias de Róterdam. Frente a la propia estación está la Millenniumtoren, sede de The Manhattan Hotel, una de las muchas referencias a Nueva York en la ciudad.

Róterdam en los Países Bajos

Además, junto a la estación está el Delftse Poort, unas "torres mellizas" -apelativo que me invento pues son similares pero de distinto tamaño-, la mayor de las cuales es sede de la compañía de seguros Nationale-Nederlanden. Y pegado a éste el edificio de Unilever - Royal Bank of Scotland, cuyas formas y espacios suspendidos me llamaron más la atención que la altura de su vecino.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Todo esto continúa hasta que llegamos a una rotonda en la que la Calle Weena se topa con Coolsingel en la llamada Hofplein. Siguiendo esta nueva calle en dirección sur pronto nos topamos con el Ayuntamiento de Róterdam, uno de los pocos edificios que sobrevivieron al bombardeo Nazi de 1940 que destruyó la ciudad casi por completo.

Róterdam en los Países Bajos

Continuando por Coolsingel y girando a mano izquierda en Meent para luego girar a la derecha a Delftsevaart terminarás topándote con otro de los edificios supervivientes, aunque este haya sido reformado bastante más para volver a su estado original. Se trata de la Laurenskerk, iglesia frente a la cual verás una estatua del más famoso de los locales, Erasmo de Róterdam.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Si sigues en dirección sur dejando a tu espalda la iglesia pronto llegarás a Hoogstraat, una calle comercial que, en dirección este te llevará a una gran explanada desde donde contemplar más muestras de arquitectura de Róterdam. Si tienes la suerte de realizar esta ruta por Róterdam de un día en martes o sábado (y, si el día elegido depende sólo de ti, te lo recomiendo desde ya), te encontrarás con el alboroto inevitable del que es el mayor mercado callejero de Róterdam.

Róterdam en los Países Bajos

Pasea por todos sus puestos y sorpréndete ante todo de lo económico de sus precios. ¿Quién decía que los Países Bajos eran carísimos? Una vez recorrido el mercado, y quizás tomado un pequeño tentempié in situ (de hecho te recomendaría comprar algo para prepara bocadillos durante la ruta y así no tener que parar hasta la cena en un restaurante) es el momento de volver a la arquitectura, seña de identidad de Róterdam y por tanto motor de nuestra ruta. Tenemos mucho donde elegir.

Por un lado los tubos de color oro sobre el reinante blanco con notas azul oscuro de la Biblioteca Pública de Róterdam, terminada en 1983. Por otro lado un edificio que aún no se había inaugurado durante mi última visita, el Markthal, una especie de cilindro tumbado y ligeramente achatado cuyas bases son acristaladas y cuyo interior alberga ya un mercado de abastos.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Y entre ellos dos edificios más, la Blaaktoren, conocido por su forma como el lápiz y el complejo de las Casas Cubo (Kubuswoningen en neerdlandés), la imagen más famosa de Róterdam. Estos 38 cubos forman un bosque de cemento donde las copas de los árboles son cuadrados supuestamente soportados por uno de sus vértices formando un ángulo de 45 grados. Una obra maestra de la arquitectura aún 30 años después de su construcción.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Atravesando este particular barrio completamente, llegamos al Oudehaven de Róterdam, cuyo nombre da una idea clara de qué lugar es éste -puerto viejo-. En este lugar podemos, además de tomar algo en alguna de las terrazas del Spaansekade -muelle español-, contemplar el primero de los rascacielos de la historia de Europa. Justo frente a nosotros, la Witte Huis -Casa Blanca-, que construida a finales del siglo XIX también milagrosamente consiguió sobrevivir al exterminio causado por los aviones alemanes.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Cruzando el Spanjaardsbrug -puente de los españoles-, y haciéndonos la foto de rigor, llegamos a la orilla norte del río Meuse. Frente a nosotros uno de los dos puentes que unen las dos orillas en Róterdam, el Willemsbrug, cuyo intenso color rojo destaca sobre el cielo de la ciudad.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Pero en lugar de cruzar el puente, vamos a continuar dirección oeste por la orilla, por un paseo en el que las banderas nos proporcionarán un entretenimiento innecesario, pero refrescante para nuestro afán por conocer el mundo y todos sus países. Al otro lado de la orilla, la primera línea de casas de la pequeña isla Noordereiland nos recordará la imagen que Róterdam podía haber tenido si la guerra no hubiese pasado arrolladora por estas latitudes. Al terminar este paseo llegaremos al orgullo de la ciudad, el Puente de Erasmo -Erasmusbrug-, también conocido como El Cisne, que conecta esta orilla norte del Meuse con el Wilhelminapier, parte del barrio Kop van Zuid de Róterdam.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Hotel Mainport de Róterdam

El Wilhelminapier es famoso ante todo por sus rascacielos, que se han unido a los situados en la Calle Weena para competir por las mejores vistas de la ciudad. Nada más cruzar el Erasmusbrug nos encontramos a nuestra derecha con la Toren op Zuid -también llamada KPN Tower-, que parece el Cheesegrater de la City de Londres invertido. Frente a nosotros no hay un rascacielos, sino el nuevo edificio del Teatro Luxor (el viejo se encuentra cerca de Hofplein).

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Continuando en dirección al teatro y dejándolo atrás llegaremos al Tillemakade, un pequeño espacio verde tras el cual nos encontramos con dos semiesferas flotando sobre el agua, el Drijvend Paviljonen, un centro de innovación en el que se celebran eventos de toda índole.

Róterdam en los Países Bajos

Deshaciendo nuestros pasos para girar la esquina del Teatro Luxor llegamos a Wilhelminapier, donde tendremos que inclinar nuestro cuello lo máximo posible para poder ver algunos de los edificios más altos de la ciudad. El más espectacular y nuevo de ellos sin duda es De Rotterdam, abierto en el año 2013, justo después de la Toren op Zuid.

Róterdam en los Países Bajos

A continuación nos encontramos con la Terminal de Cruceros de Róterdam, aún en funcionamiento, mientras que al otro lado está el edificio Las Palmas, que es sede del Museo de Fotografía de los Países Bajos. Estos dos edificios, mucho más pequeños, forman parte del contraste en el Wilhelminapier entre edificios de decenas de pisos y otros de apenas unos pocos.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

El World Port Center y el Montevideo nos vuelven a hacer mirar al cielo. El primer junto a la Terminal de Cruceros, y el segundo en la parte sur del Wilhelminapier pero a la misma altura que el primero.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Y por fin llegamos al edificio más emblemático de esta zona de la ciudad, el Hotel New York. Este hotel, en el que tuve la suerte de alojarme, es historia viva de la ciudad de Róterdam. Algo bastante respetable habiendo visto los pocos edificios antiguos que tiene la ciudad. Se abrió como hotel en 1993, pero en el momento de su apertura, hace más de un siglo, fue la sede de la Holland-Amerika Lijn, encargada de los cruceros entre Róterdam y Nueva York que a tanta gente llevaron a cambiar su vida en el nuevo mundo.

Róterdam en los Países Bajos

Para terminar esta ruta de un día por Róterdam, una última recomendación. volviendo al Puente de Erasmo y continuando recto por Schiedamsedijk, junto al Leuvehaven donde se encuentra el hotel Mainport, llegarás a un cruce a mano izquierda con Schilderstraat, que posteriormente se convierte en Witte de Withstraat. Esta calle es famosa pos sus comercios, pero también por su gran cantidad de restaurantes. Yo te recomiendo el Restaurant Bazar, buena comida, buen precio, y una decoración muy, muy particular.

Un día perfecto en Róterdam, ¿verdad? Ahora ya no creo que te falten motivos para visitar una de las ciudades que más he disfrutado últimamente, distinta como ninguna, y que tiene mucho más que ofrecer. ¿Qué te apetece hacer el segundo día?

Tu viaje a Róterdam comienza en Vivir Europa

Si piensas viajar pronto quizás quieras reservar a través de los siguientes enlaces o de la sección de Prepara tu viaje. Sólo enlazo compañías que yo mismo utilizo y al usar el enlace ayudas, sin pagar extra, a mantener Vivir Europa en marcha y gratis.

Si quieres volar de forma directa a Róterdam tus mejores opciones son las siguientes:

  1. Barcelona - Róterdam desde 60€
  2. Gerona - Róterdam desde 70€
  3. Valencia - Róterdam desde 95€
  4. Palma de Mallorca - Róterdam desde 98€

Estos son los libros que te recomiendo para tu viaje a Róterdam:

  1. Anaya Touring - Guía Total Holanda
  2. Anaya Touring - Guía Viva. Lo esencial de Holanda
  3. Guía Azul Holanda
  4. Una habitación en Holanda

He seleccionado los mejores hoteles de Róterdam de cada categoría para que se ajuste a tu bolsillo:

  1. Cinco estrellas: Mainport Design Hotel. Lee mi reseña
  2. Cuatro estrellas: Hotel New York. Lee mi reseña
  3. Tres estrellas: Hotel Light
  4. Otros hoteles: Hotel Orion

Si prefieres alojarte en un apartamento de alquiler vacacional para tener mayor independencia puedes buscar las mejores ofertas del momento en Wimdu:

También puedes buscar en Airbnb, donde además tendrás 35€ de descuento si reservas a través del siguiente enlace:

Si tu presupuesto es limitado o quieres socializar más quizás prefieras alojarte en un hostal de Róterdam. Aquí tienes mis recomendaciones :

  1. Hostel Ani & Haakien
  2. King Kong Hostel
  3. Hostel ROOM
  4. Hostel De Mafkees. Lee mi reseña

Además de viajar, dormir y leer, puedes hacer un montón de cosas en Róterdam. Estas son mis actividades recomendadas en la ciudad:

  1. Visita guiada en bicicleta por Róterdam

Y si tienes cualquier otra duda o necesitas cualquier cosa para preparar tu viaje a Róterdam, deja un comentario en el artículo o escríbeme a través del formulario de contacto.

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie