viernes, 5 de julio de 2013

Reflexiones tras 16 meses viviendo en Inglaterra

Este artículo pertenece a la guía para vivir en el Reino Unido de Vivir Europa.

Comienzo a redactar estas líneas en una mañana de miércoles, 3 de julio de 2013, tras haber pasado toda la noche viajando en un incómodo autobús desde Londres hasta París poniendo así punto final a 15 meses y 26 días consecutivos en Inglaterra. Ni el Reino Unido, pues en esta ocasión no visité Gales, Escocia o Irlanda del Norte; ni tampoco Gran Bretaña, pues estuve en un par de ocasiones en la Isla de Wight.

Entrada a la estación de Charing Cross

Casi 16 meses en Inglaterra, viviendo como un inmigrante, buscando trabajo el primer mes, trabajando a jornada completa en un concesionario los diez siguientes y dedicando los últimos cinco a conseguir que Vivir Europa tenga más guías de destinos de Inglaterra que ningún otro blog de viajes en español. Aquí tienes material de primera mano, vivido por mí, escrito por mí, sentido por mí. Uno no puede Vivir Europa reescribiendo artículos de la Wikipedia, hay que hacer las maletas y largarse, aventurarse. Tratar de cambiar tu situación si no es de tu agrado. El único fracaso es no intentar conseguir realizar tus sueños.

Tras varios viajes a Londres, a Southampton, Escocia (en especial Edimburgo) y Bristol, yo ya conocía bastante bien el Reino Unido como turista, pero en estos 16 meses he conocido la vida inglesa como tal, y aquí dejo mis reflexiones al respecto de lo que viví hasta ayer. Seguro que alguna de mis observaciones es equivocada y me he dejado en el tintero asuntos más relevantes, así que te pido desde ya que uses, hoy más que nunca, los comentarios para ayudarme a profundizar en la sociedad inglesa y los hilos que la mueven.

La inglesa es la sociedad más consumista de Europa

High St de Winchester

Ningún país de Europa en el que he estado, por pobre que sea, se libre del consumismo, esa sensación de necesidad por el bien material creada por un medio ajeno -normalmente la televisión- está arraigada en todas nuestras sociedades por igual. O eso pensaba hasta vivir en Inglaterra. Lo cierto es que la voluntad de obtener el móvil más nuevo, el iPad, el Kindle, el iPhone, la vigésima prenda o el décimo par de zapatos es mayor aquí que en ningún lado. Y no se libra nadie, da igual las posibilidades económicas. Hay gente que se hipoteca no por tener un hogar, o por dar de comer a los suyos, sino por tener un último juguete que no pueden pagar en efectivo. Lo nunca visto.

El pequeño comercio es el nuevo animal en peligro de extinción

Bill´s Produce Store and Café

Y es que este es el Reino Unido de las franquicias, por mucho que a los ingleses se les iluminen los ojos cuando hablan de productos locales y tiendas independientes, aquí hasta el más pequeño de los pueblos del New Forest puede tener un McDonalds, un Primark o un 99p.Y si bien la tarea de las franquicias es loable, pues en ocasiones consiguen que sus establecimientos parezcan independientes y solo te das cuenta de que no es así cuando ves un Olive Tree en una ciudad distinta, lo cierto es que es una pena que los altos alquileres de las calles comerciales hayan acabado ya con las ilusiones de casi todos los comerciantes del país.

Pluriculturalismo y no multiculturalismo

Me tomo una libertad lingüística para acuñar un nuevo término de forma seguramente errónea. Para mí el maltrecho multiculturalismo es esa mezcla de culturas, interacción entre distintos pueblos, que tanto nos enriquecen y que nos han hecho evolucionar en este mundo hacia una sociedad global avanzada. Pero esto es más bien una utopía. Lo cierto es que yo no veo ningún multiculturalismo más allá de los encuentros de CouchSurfing. Lo que veo es pluriculturalismo, que es como yo llamo a muchas culturas distintas coexistiendo en el mismo lugar, sin interacción alguna, o quizás solo la mínima, la forzada por el consumismo. Muy pocas veces veo un grupo de un bengalí, un inglés, un polaco y un vietnamita juntos. Bueno, no lo he visto nunca, para qué mentir.

Oportunidades reales para quien se quiere esforzar

Si Estados Unidos es el país de las oportunidades, su espejo en Europa (muchas más veces para mal que para bien desafortunadamente) no lo es menos. Si estás pensando emigrar al Reino Unido y probar suerte y vas con muchas ganas de esforzarte, currártelo mucho, tratar de aprender el idioma desde el minuto cero y no parar hasta conseguir lo que quieres, en Inglaterra tendrás éxito. Más que en ningún lado, tanto el ser emprendedor, como el desarrollar una carrera en cualquier especialidad es factible. Ingeniero o ilustrador, da igual, lo importante es echarle ganas y mucho sudor.

La cultura de la cocina nula

Y ojo, no es que la comida tradicional inglesa sea una basura, como siempre nos han vendido. Podrá ser más de tu gusto o menos, pero tiene platos elaborados y productos de calidad. El problema es que el inglés medio pasa de cocinar. No hablo del estudiante universitario, que suele pasar en todo el mundo. Hablo de los adultos que se comen un meal deal de sandwich, bolsa de patatas fritas y refresco para almorzar y en la cena se zampan algún horrible congelado o, si quieren cuidar el tipo, una ensalada de bolsa ya preparada. Las cocinas de los ingleses suelen estar siempre como en el primer día. ¡Como que no han sido usadas!

Pub The Anchor en Londres

La comida basura al precio más bajo posible

Al punto anterior desde luego no ayuda el precio de la comida basura. Si te puedes comprar una hamburguesa con patatas y refresco por dos libras, o cualquier plato preparado congelado por el mismo precio o incluso menos, ¿para qué vas a cocinar? Y si quieres postre, pues compras un kilo de chocolatinas por una libra más. Tienes una comida de 5000 calorías por menos de 5€. No es de extrañar que la mayoría de la gente que conozco haya ganado kilos en sus estancia en el Reino Unido. ¡Lo difícil es no ganarlos!

Inglaterra es el mejor lugar del Europa para viajar

Esto es lo que más voy a echar de menos con diferencia. El transporte en el Reino Unido puede ser muy caro si uno no tienen flexibilidad en el tiempo ni busca con suficiente antelación. Pero si el tiempo no es un problema y el dinero sí podrás viajar todo lo que quieras. Autobuses a 1£, trenes a precios irrisorios, vuelos transoceánicos al precio de un billete del Ave. Si Vivir Europa se llamase Vivir el Mundo podría haber pasado más tiempo en otros continentes que en éste y haber gastado incluso menos, billete incluido.

York

El sistema de ayudas es generoso y el de autónomos lógico

Lo cual no quiere decir que uno tenga que aprovecharse de él, como he visto hacer a gente. Pero lo cierto es que hay todo tipo de ayudas para aquél que las necesite en el Reino Unido. El único país que he visto en mi vida en el que te dan dinero para ayudarte a mantenerte si estás buscando trabajo incluso antes de haber cotizado nunca en el país. Lo mismo si tu alquiler es más alto de lo que tu precario sueldo te puede permitir pagar cómodamente. Ah, y si quieres trabajar por cuenta propia y no llegas a ganar más que unas pocas libras con ello, pues no pagas impuestos. ¿Cuánto costaba ser autónomo en España aunque no ganes un duro?

La muerte del gentleman victoriano

Lo más triste de todo es esto. En Inglaterra ya no existe, como me dijo un día un buen amigo de 55 años llamado Kevin, el gentleman victoriano. Se ha perdido esa clase y educación tan característica de los ingleses y que, llamadme loco, tan bien representaba el león llamado Willy Fog en una de las series de dibujos animados que marcó mi infancia. Hoy en día no hay té a las cinco -casi nunca- y sí mucho "cheers mate".

¿Quieres vivir en el Reino Unido pero no consigues reunir el valor suficiente? ¡Compra ya tu billete de avión y no habrá marcha atrás!

Compra un billete de avión a Inglaterra

¿Qué piensas tú de Inglaterra? ¿Has vivido aquí? ¿Qué es lo mejor y lo peor para ti? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Tu viaje al Reino Unido comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie