domingo, 17 de octubre de 2010

Viajar a Salisbury. La ciudad del Stonehenge

Este artículo pertenece a la guía para vivir en el Reino Unido de Vivir Europa.

Al hablaros de mi viaje al Stonehenge, os comenté que de camino a él había pasado por la pequeña ciudad de Salisbury. Situada a unos 150 kilómetros de Londres, y tan solo 17 kilómetros del famoso monumento, Salisbury tiene 50 000 habitantes.

Llamada en algunos documentos New Sarum, en oposición al Old Sarum del que también os hablé y que fue abandonado por falta de agua alrededor del siglo XIII, Salisbury me llamó la atención desde el primer momento por su arquitectura. Una arquitectura que te invita a experimentar el Reino Unido de hace muchos años.

Catedral de Salisbury

Los edificios en Salisbury son antiguos sí, pero están perfectamente conservados. Son muchas las casas que tienen sus vigas de madera al aire libre y sus tejados muy inclinados y con cierta sensación de inestabilidad. De hecho, al ir de compras por el centro de la ciudad te encontrarás con el siguiente panorama.

Las calles estrechas, de piedra, muchas de las cuales son peatonales (o lo parecen) le dan un toque aún más medieval a la ciudad.

Una ciudad con un claro punto de referencia. La preciosa catedral de Salisbury cuya aguja es la más alta de toda Inglaterra con 123 metros de altura perfectamente visibles desde el propio Old Sarum.

La catedral, ejemplo perfecto del estilo gótico inglés fue construida con motivo del traslado de la ciudad a un lugar cercano al río, dejando atrás la antigua ciudad, y cuenta con una de las cuatro copias de la Carta Magna.

Catedral de Salisbury

Al pasear alrededor de la misma, uno se da cuenta en seguida de que es punto de encuentro de todos los locales que quieren disfrutar de un día soleado, cuando los hay, ya sea mediante un picnic, leyendo, o retozando cual cachorro con nuestra pareja.

Os decía que Salisbury fue creada cuando se acabó el agua de Old Sarum, y desde luego la gente que eligió el nuevo emplazamiento no quiso tentar a la suerte y se aseguró de que esta situación no volvería a darse.

La ciudad, cuyos ríos han sido desviados del centro de la misma, cuenta con gran cantidad de canales regulados con pequeñas presas en las que juegan hasta los patos, en una estampa que resulta divertidísima. Sí, aunque parezca mentira es divertidísimo ver a un pato tratar de sobreponerse a la corriente que la regulación del agua de los canales crea.

Uno de los canales de la ciudad de Salisbury.

Ya sea de paso de camino al Stonehenge o para pasar un día (o quizás varios) en ella, Salisbury es una ciudad tranquila en la que disfrutar de la arquitectura antigua de Inglaterra sin las complicaciones de las grandes ciudades.

Tu viaje a Salisbury comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie