Francia

Tren a Francia desde España, viajar de Barcelona o Madrid a París y más

octubre 18, 2020 4314 views
Gare du Nord, París, FranciaGare du Nord, París, Francia

¿Te imaginas no tener que volar y poder viajar en tren a Francia desde España? Olvidarse de tener que aparcar coches en aeropuertos y poder ir del centro de Barcelona a París o de Madrid a Lyon es posible, y aquí te cuento cómo.

En ocasiones pensamos que Francia es un país tan lejano como puedan ser Alemania, Reino Unido o incluso Noruega. Al fin y al cabo es el extranjero, lo ajeno, lo no nuestro, y llegar allí supone planes, vuelos, pasaportes o DNIs que no hayan caducado. Pero lo cierto es que el vecino al otro lado de los Pirineos no está tan lejos, y los trenes de alta velocidad nos permiten conocerlo muy bien sin viajar durante días o tener que recurrir a los aviones.

Fue cuando tomé la decisión, una apuesta tonta pero que a su vez me ha hecho disfrutar de mis viajes mucho más, de no volver a volar en Europa, cuando comencé a pensar en los trenes para realizar viajes internacionales. Siempre me había gustado viajar en tren, pero los asequibles precios de las compañías aéreas de bajo coste y los altos precios que suponía a los trenes me habían hecho desistir antes incluso de comprobar lo que podía o no hacer.

¿Por qué recomiendo viajar en tren a Francia?

Entre marzo de 2012 y abril de 2017 estuve cinco años sin volar. En ese periodo me desplacé entre Inglaterra, España y Bélgica varias veces hasta terminar con un viaje por tierra de más de un mes que me llevó a Estonia.

Y lo cierto es que no eché demasiado de menos el transporte aéreo, gracias entre otras cosas al convenio entre Renfe y Sncf llamado Renfe-Sncf en Cooperación que desde 2010 gestiona trenes de alta velocidad entre España y Francia.

Hoy en día un Madrid – Marsella tarda 8 horas y 8 minutos, un Barcelona – París 6 horas y 36 minutos y un Gerona – Montpellier 2 horas y 23 minutos.

Rutas en tren de España a Francia

Mapa de trenes entre España y Francia.

Como se puede comprobar en el mapa superior, obtenido de la web de Renfe-Sncf en cooperación, hay una ruta en España de tren a Francia que se divide en cuatro distintas una vez en el país vecino con destino en Toulouse, Marsella, Lyon y París. A partir de aquí, estas rutas conectan con otras locales tanto en España como en Francia y siguen más allá hasta Londres o Bruselas.

Las cuatro rutas sin transbordo disponibles son las siguientes, para viajar entre otros lugares tendrás que cambiar de tren.

Tren Barcelona – Toulouse (desde 29.00€)

La más corta de las rutas de tren a Francia desde España conecta Barcelona con Toulouse.

Las paradas intermedias en España son Gerona y Figueras, mientras que en Francia son Perpiñán (común a todas las rutas) y Carcasona.

Compra billetes de Barcelona a Toulouse

Ruta Madrid – Marsella (desde 89€)

Si quieres visitar la zona francesa del Mediterráneo, tienes a tu disposición la ruta entre Madrid y Marsella. Sus paradas en España son Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Gerona y Figueras, mientras que en Francia tenemos Perpiñán, Narbona, Montpellier y Nîmes (comunes a las rutas a Lyon y París) y posteriormente Aviñon y Aix-en-Provence antes de llegar a Marsella.

Ruta Barcelona – Lyon (desde 49€)

Lyon también es accesible en tren desde Barcelona en apenas cinco horas. En España para también en Gerona y Figueras, mientras que Perpiñán, Narbona (sólo a la ida), Béziers (sólo a la vuelta), Montpellier, Nîmes y Valence (sólo a la ida) son las paradas intermedias durante el trayecto francés.

Click para reservar un free tour, visita gratuita, por Lyon

Ruta Barcelona – París (desde 59€)

La capital de Francia se puede visitar ya en tren desde Barcelona en menos de siete horas, lo que te permite, si tomas el primero de los trenes, llegar a almorzar a París. En España el tren para en Gerona y Figueras, mientras que en Francia lo hace en Perpiñán, Narbona, Béziers, Agde, Sète, Montpellier, Nîmes, Valence y por último París. No todos los trenes paran en Valence, Montpellier, Sète, Agde y Bèziers.


Como puedes ver, el precio inicial por trayecto, teniendo en cuenta la velocidad y comodidad de los trenes que hacen esta ruta es fantástico y convierten en toda una realidad los viajes a Francia en tren, sin tener que realizar un sacrificio físico o económico mucho más considerable que viajando en avión.

Ah, y si estás preocupado por el futuro de tus hijos y el medioambiente -y si no lo estás, deberías-, tu emisión de CO2 por trayecto será unas 48 veces inferior a si viajases en avión. Yo viajo en tren, ¿y tú?

Tu viaje comienza en Vivir Europa

Si viajas pronto quizás quieras reservar a través de los enlaces de este artículo o de la sección de recursos. Enlazo compañías que utilizo y con esto ayudas, sin pagar extra, a mantener Vivir Europa en marcha y gratis, pues estas compañías me dan una pequeña comisión por venta.

  • Busca ofertas de vuelos a Europa

Si quieres volar de forma directa a Europa, tus mejores opciones son las siguientes:

  1. Buenos Aires – Londres desde 668€
  2. Cali – Madrid desde 446€
  3. Cancún – Mánchester desde 326€
  4. Santiago de Chile – Madrid desde 643€

Busca otros vuelos a Europa


  • Compra libros y guías de viaje sobre Europa

Busca libros sobre Europa


  • Reserva una habitación de hotel en Europa

Busca hoteles en Europa


  • Reserva un apartamento en Europa

Si prefieres alojarte en un apartamento de alquiler vacacional para tener mayor independencia puedes buscar las mejores ofertas del momento en Airbnb, donde además tendrás 25€ de descuento si reservas a través del siguiente enlace:

Busca ofertas de alojamiento en Airbnb


  • Reserva una cama de hostal en Europa

Busca hostales en Europa


  • Reserva actividades y visitas guiadas en Europa

Además de viajar, dormir y leer, puedes hacer un montón de cosas en Europa. Estas son mis actividades recomendadas en el continente:

Busca otras actividades en Europa


Para cualquier duda o para preparar tu viaje a Europa, comenta el artículo o escríbeme en el formulario de contacto.

Víctor
Tras obtener una Ingeniería Informática, trabajar en el mundo del póquer y pasarme siete años recordando mis 18 meses vividos en Noruega entre 2002 y 2003, en septiembre de 2010 dejé todo atrás y mi vida se convirtió en la web en la que te encuentras ahora. Desde entonces he vivido en Hungría, Reino Unido, Bélgica y ahora Estonia. ¡Te animo a Vivir Europa conmigo!