EdificiosPortsmouthUncategorized

La Catedral Anglicana de Santo Tomás en Portsmouth

noviembre 28, 2012 2294 views

Este artículo pertenece a la guía de Portsmouth de Vivir Europa.

mejor-blog-easyviajarDurante siglos la religión ha sido un elemento fundamental de la vida y la evolución de las ciudades, tanto si nos gusta como si no, alrededor de las catedrales ha girado siempre buena parte de la historia de cada lugar. Y Portsmouth, que además es una de las pocas ciudades del Reino Unido con dos catedrales, una católica y una anglicana, no se escapa a esto. Así que para profundizar un poco más en la historia de esta ciudad te hablo hoy de la Catedral Anglicana de Santo Tomás en Portsmouth.

Catedral de Portsmouth

Situada en High Street, el corazón de la parte vieja de la ciudad, en la puerta a Southsea y la zona más bella para pasear por Portsmouth, la catedral también muestra la tremenda influencia que el mar y la navegación han tenido en el devenir de esta ciudad desde mucho antes de que recibiese el rango de urbe.

Catedral de Portsmouth

Desde que en el siglo XI Jean de Gisors pusiera a disposición de los monjes canónigos agustinos tierras en las que erigir una pequeña capilla en nombre de Santo Tomás de Canterbury, la ciudad de Portsmouth ha crecido, y en ciertos momentos fenecido, junto a este edificio que ha sido reconstruido y reformado en numerosas ocasiones.

Catedral de Portsmouth

Cerrada durante más de cien años tras ser excomulgados los ciudadanos de Portsmouth por el asesinato del arzobispo de Chichester en 1449 a manos de marineros locales; un bombardeo en 1642, al inicio de la guerra civil inglesa entre monárquicos y parlamentaristas, dejó en pie poco más que el presbiterio y el transepto.

Catedral de Portsmouth

De ahí que a finales del siglo XVII se hiciese la mayor reforma hasta la fecha, que no la última, con la reconstrucción de la nave y la torre del oeste, además de añadirse la actual cúpula octogonal. Pero por aquel entonces, aunque fuese la iglesia más importante de toda la región, todavía no había conseguido el rango de catedral.

Un rango para el que aún quedaba una reforma a principios del siglo XX. Entre 1902 y 1904, 25 años antes de que se crease la diócesis de Portsmouth y por tanto la iglesia de Santo Tomás pasase a ser una catedral, una catedral que lleva más años en construcción que completada -52 por 33- pues la cuarta y última reforma hasta la fecha, que comenzó con la Segunda Guerra Mundial, no se terminaría hasta 1991.

Catedral de Portsmouth

Toda esta información -y mucha más que no recuerdo o no he podido contrastar- me llegó de boca de una feligresa el domingo que la visité, justo antes de la misa vespertina. Enamorada de la sede de su iglesia no se lamentaba, como yo hacía, por la pérdida de belleza que se pierde al dejar las reformas claramente visibles. Al parecer es algo obligatorio, ¿será verdad?

Me quedé con las ganas, como siempre que entro a una iglesia, de escuchar sonar el bello órgano de esta catedral en la que es difícil hablar de estilos, pues son casi mil años los que ha estado construyéndose tras ser destruida una y otra vez.

Catedral de Portsmouth

Lo único que realmente no me gustó de la catedral fue el espacio que tenía dedicado a la tienda. Más allá de las creencias religiosas, una tienda de souvenirs, libros, CDs y similares no debería posiblemente encontrarse en un templo sagrado. Podrían al menos haberla separado, ocultado, o apartado, pero supongo que la diócesis de Portsmouth no pensará igual y agradecerá los beneficios que pueda reportar.

Catedral de Portsmouth

De visita obligatoria si vas a visitar Portsmouth, la Catedral Anglicana de Santo Tomás te contará la historia de un ciudad dedicada por siglos al mar. Solo tienes que prestar atención a lo que la veleta te cuenta, verás que no miento.

Tu viaje a Portsmouth comienza en Vivir Europa

Víctor
Tras obtener una Ingeniería Informática, trabajar en el mundo del póquer y pasarme siete años recordando mis 18 meses vividos en Noruega entre 2002 y 2003, en septiembre de 2010 dejé todo atrás y mi vida se convirtió en la web en la que te encuentras ahora. Desde entonces he vivido en Hungría, Reino Unido, Bélgica y ahora Estonia. ¡Te animo a Vivir Europa conmigo!

2 comentarios

  1. Hola Victor, gracias por este artículo sobre la catedral de Portsmouth. Aunque ya hace muchos años de este post, respecto a tu pregunta sobre dejar las reformas claramente diferenciadas, si, es verdad, la ley de conservación de patrimonio en Inglaterra es algo distinta a la de España, pero todas se rigen por las cartas del restauro que dan unas recomendaciones para la restauración, y entre ellas, la posibilidad de diferenciar lo original de lo nuevo.

    Si vuelves a Portsmouth, te recomiendo visitar la iglesia Royal Garrison, en Grand Parade, a escasos metros de la catedral de Santo Tomás, desde mi punto de vista, con mucha más historia y riqueza arquitectónica, quizá no sea muy objetiva ya que tengo especial cariño por este edificio, pero merece la pena una visita y conocer su historia.

    Un saludo!!

    1. ¡Hola Ester!

      Te quería agradecer el tiempo que te tomaste para realizar este comentario, que me había pasado con alto. Entiendo lo que comentas, ahora queda más clara mi duda, aunque sea años después.

      Tomo nota para un próximo viaje a Portsmouth, que no sé cuándo podrá ser, pues ya no vivo en Inglaterra, pero no me perderé la Royal Garrison.

      ¡Un saludo!

Comments are closed.