viernes, 2 de diciembre de 2016

Cafeterías de San Petersburgo que harán que la lluvia no te moleste

Este artículo pertenece a la guía de San Petersburgo de Vivir Europa.

Si juntamos una ciudad con una tradición cultural tan importante como San Petersburgo con una época en la que se ha vuelto popular trabajar en espacios públicos, especialmente entre artistas y emprendedores, tenemos que encontrar fantásticos cafés. Eso pensaba antes de viajar a San Petersburgo y ahora te lo puedo confirmar.

Solaris lab en San Petersburgo

En las más de tres semanas que pasé allí, y animado por el frío que reduce el tiempo que estás dispuesto a deambular sin rumbo por las calles, descubrí muchas cafeterías especiales. Algunas tanto que me volví habitual. Hoy te hablo de mis cafeterías favoritas de San Petersburgo. Para tomar buen café, a buen precio, pasar la tarde o la mañana, tomar un dulce o almorzar. Y hasta conocer a locales.

El criterio en el que me he basado para elegir los cafés que te recomiendo de San Petersburgo es muy sencillo: tienen que ser fantásticos. En una ciudad con centenares de cafeterías un aprobado no es suficiente. Afortunadamente he tenido recomendaciones de habitantes de la ciudad que han hecho mis aciertos más frecuentes. Sin más, por orden alfabético, los lugares a los que acudir para un café en San Petersburgo.

Art Club Knigi i Kofe - Арт-клуб Книги и Кофе (Gagarinskaya 20)

Partimos de la base de que una cafetería que lleva por nombre Club de arte - Libros y Café cuando menos va a despertar mi interés, cómo no. Pero también es cierto que son muchos los años que llevo acudiendo a cafeterías-librerías, como mi querida Slaughterhouse en mi Valencia natal, así que no es sencillo convencerme de que un lugar así merece la pena.

Salvo que lo haga, claro. Knigi i Kofe es justo lo que esperas de un lugar de este tipo: mesas alternadas con estanterías llenas de libros dispuestos a realizar el camino de vuelta a casa contigo, un menú variado, con una buena oferta de tartas, y todas las opciones que un esnob del café puede desear. Además ofrecen todo tipo de platos, por si quieres comer o cenar aquí.

No me llevé ningún libro, por aquello de añadir peso a la mochila mientras viajo, ¡pero qué deliciosa estaba la tarta!

Coffee 22 (Kazanskaya 22)

Creo que acudí a Coffee 22 tres veces durante mi estancia en San Petersburgo, y sólo porque tampoco quería repetir demasiado los sitios, pues era momento de explorar. Pero es que esta cafetería es uno de esos lugares hechos para que te olvides de trabajar en casa.

Situada en Kazanskaya, calle que desemboca en la Avenida de Nevski a la altura de la Catedral de Kazán, se convirtió rápidamente en la cafetería idónea para terminar largos y fríos paseos por el corazón de San Petersburgo. El acogedor ambiente y mobiliario me hacía entrar en calor incluso antes de dar mis primeros sorbos a los capuchinos que cuidadosamente preparan sus camareras.

No tengas miedo de venir aquí con tu portátil si tienes algo de trabajo que hacer, pues parece ser la normal en este lugar. Sólo tienes que fijarte en los alargadores de enchufes que andan por el suelo.

Double B Coffee&Tea (Rubinshteyna 11)

Double B Coffee&Tea es una cadena de cafeterías de origen en Moscú pero que, según leo ahora mismo en su web, tiene cafés en otras cinco ciudades rusas (incluida, claro está, San Petersburgo), Riga en Letonia, Minsk en Bielorrusia, Praga en la República Checa y Tbilisi en Georgia.

Aunque no soy un fanático de las franquicias, pues éstas terminan siendo estériles, inocuas, casi tan perfectas que no inspiran sensaciones; la Double B Coffee&Tea de la calle Rubinshteyna, una de las más populares sobretodo por su vida nocturna, merecía una mención aunque fuese porque la música que sonaba de fondo durante mi visita me hizo pensar que había dejado mi Spotify encendido con los altavoces puestos.

La Double B Coffee&Tea de Rubinshteyna es espaciosa y sobria en su decoración, cómoda y con una buena iluminación. Ideal si piensas dedicarte, por ejemplo, a dibujar o escribir en un cuaderno, en lugar de utilizar un portátil.

Dreamers’ Cafe - Мечтатели (nab. Reki Fontanki 11)

Junto al río Fontaki y muy cerca de la Avenida Nevski se encuentra la última cafetería que descubrí en mi primer viaje a San Petersburgo. La cafetería de los soñadores, Мечтатели, me gustó tanto que tomé un segundo capuchino tras el primero porque no quería volver a las frías calles de la ciudad.

San Petersburgo en Rusia

Quizás de todas las cafeterías de la lista, éste es la que más se preocupa por la calidad del café que sirven, teniendo aún más opciones que el resto de cafeterías, incluido el café de cafetera de filtro V60, que está muy de moda por el noreste de Europa al menos. Y si el genial café no fuese suficiente, las tostadas que tomé para matar el hambre fueron absolutamente deliciosas.

El buen servicio que me encontré en este lugar, sus robustas mesas de madera, y el hecho de que no tienen una barra, sino que el contacto con los camareros es directo, hacen aún más especial el café de los soñadores.

Groove Cafe (Marata 30)

Si Solaris lab no se hubiese cruzado en mi camino (o más bien yo en el suyo), Groove Cafe sería mi cafetería favorita de San Petersburgo, y no la he encontrado en ninguna guía ni artículo de Internet. Fue una chica local la que me llevó a este lugar que ella frecuenta cuando visita con su amiga el centro de la ciudad. ¡Qué suerte tuve!

San Petersburgo en Rusia

Un pinchadiscos reproduce vinilos seleccionados por los dueños de este bar en todo momento, con la consecuente pausa para cambiar de cara o cambiar de música. Yo, que soy amante de escuchar los discos enteros y no canciones sueltas gozo con este tipo de cosas.

Si el café se llama Groove, no podía no incluir música funk entre su repertorio, pero ojo, que también hay clásicos como Pink Floyd y, sorpresa sorpresa, ¡salsa! Que un capuchino bien grande cueste sólo 130 rublos (menos de 2€), tampoco duele.

Podpisnie Izdaniya - Подписные Издания (Liteynyy 57)

Podpisnie Izdaniya se podría traducir del ruso como suscripción a publicaciones, y por lo que me explicaron, el nombre de esta librería reconvertida a café viene del equivalente ruso del Reader's Digest, una publicación periódica para ávidos lectores.

San Petersburgo en Rusia

Originalmente una librería de toda la vida, los dueños actuales decidieron adaptarse a los nuevos tiempos añadiendo unas mesas y una máquina de café además de un espacio en la planta superior dedicado exclusivamente a que los visitantes trabajen. Una genial idea que ha convertido este lugar en una especie de santuario de la lectura y también de las manualidades, pues tienen a la venta todo tipo de productos realizados por jóvenes locales, o por ellos mismos. Aún me corroe el hecho de no haber comprado postales allí, porque eran geniales.

No tuve tiempo de probar el café en este lugar, pero aunque fuese normalito -y me cuenta que no es el caso- deberías visitar este lugar y dejarte inspirar de la forma que sólo los libros pueden hacerlo.

Pyshki - Пышки (Kuznechnyy 8)

El resto de lugares de este artículo son modernos, únicos, con café de mucha calidad, Pyshki no tiene nada de esto, ¡pero me encanta! De hecho Pyshki no es el nombre de esta cafetería -creo que no tiene nombre alguno-, sino de los famosos donuts de San Petersburgo, que aquí se venden a sólo 8 rublos la unidad (menos de 0.12€).

Son fritos, cubiertos en azúcar glas, sin duda lejos de ser la opción más sana, y su café surge de una de estas máquinas que trabajan con polvos en lugar de granos de café y leche. Pero es que los pyshki son deliciosos, y en días de mucho frío te hacen entrar en calor como nada. Además, menos de un euro por un par de donuts y un café es algo a lo que no puedo resistirme.

Solaris Lab (per. Pirogova 18)

Solaris Lab me gustó tanto que tratando de escribir una breve reseña para este artículo acabé con más de 1000 palabras y decidí que tocaba publicarlas por separado. Lee sobre mi experiencia en este lugar, porque si ésta no te convence de que tienes que visitarlo, nada de lo que pueda decir aquí ahora lo hará.

Solaris lab en San Petersburgo


Con tantas opciones ahora no sólo no tendrás miedo a la lluvia, la nieve o el frío en San Petersburgo, sino que los esperarás con ansia para ofrecer a tu fatigado cuerpo el mejor de los descansos, aquel que se disfruta junto a un genial café.

Tu viaje a Rusia comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie