lunes, 31 de octubre de 2016

Viajar a San Petersburgo, la capital cultural de Rusia

La segunda ciudad en población e importancia de Rusia tras su capital Moscú, la puerta a Europa ideada por Pedro el Grande, quizás el zar más importante de la historia de Rusia. Una ciudad grandiosa en tamaño y en sensaciones, que se gestan desde los primeros pasos en las entrañas de sus visitantes. Majestuosa en su arquitectura y vibrante en su día a día. Esto es lo que te espera si piensas viajar a San Petersburgo.

San Petersburgo en Rusia

San Petersburgo parece estar lejos si observamos un mapa de Europa. En cambio, está estúpidamente cerca si comprobamos su situación en un mapa de Rusia. En el extremo este del mar del Norte, a menos de 200 kilómetros de Finlandia o Estonia y a unos 700 kilómetros al noroeste de Moscú. Aunque los montes Urales son el punto más aceptado de separación entre Europa y Asia, me atrevería a decir que San Petersburgo ejerce de última ciudad europea de forma orgullosa, intencional.

San Petersburgo en Rusia

Intencional porque era esa la idea de Pedro I de Rusia cuando en 1703 decidió inaugurar esta ciudad donde antes no había más que pueblos de pescadores. Había viajado de incógnito por Europa entre 1697 y 1698 en un viaje conocido como la Gran Embajada, y aunque la misión diplomática del viaje falló, sirvió al joven de 25 años para enamorarse de la cultura occidental. Al volver quiso crear una ciudad similar a los lugares que había visitado (Ámsterdam, Londres y Viena, entre otros).

San Petersburgo en Rusia

Capital de Rusia desde 1712 a 1918, dos tercios de su historia, fue testigo principal de la abolición de la servidumbre en el país en 1861 por parte del zar Alejandro II, quien después sería asesinado en el lugar que hoy se encuentra la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada. San Petersburgo también protagonizó el inicio de la revolución de 1905 y la Revolución Rusa de 1917.

San Petersburgo en Rusia

Los peores años de su existencia sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército Nazi sitió la ciudad durante casi dos años y medio en los que las condiciones de vida dieron un nuevo significado a la palabra infrahumano. No hay más que leer sobre las menciones de sucesos de canibalismo durante ese tiempo para hacerse una idea, en la medida de lo posible, del sufrimiento que esta maravillosa ciudad pasó.

San Petersburgo en Rusia

Como en todas las ciudades que han sido capitales de grandes y poderosos imperios, San Petersburgo destaca, en lo que a atracciones destacables se refiere, por sus iglesias y palacios, la mayor concentración de los cuales se encuentra en la zona oeste de la Avenida Nevski (Невский проспект), la avenida principal de la ciudad. En esta zona rodeada por el río Nevá puedes ver edificios de fama mundial.

San Petersburgo en Rusia

El Palacio de Invierno en la Plaza del Palacio, frente al Arco del Estado Mayor, la Catedral de San Isaac, la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada, la Catedral de Kazan, la Fortaleza de Pedro y Pablo, el Teatro Martinskiy; la lista de lugares a visitar sigue ampliándose a medida que los días pasan en San Petersburgo, y esto es sin contar las maravillas de los suburbios de esta ciudad de más de cinco millones de habitantes (la población de Roma y París juntas).

San Petersburgo en Rusia

A pesar de lo intenso de su corta historia y del inigualable legado cultural, lo que más he disfrutado de San Petersburgo es la vida de la ciudad, la cultura de cafés, el movimiento. Puedo ir a cualquier lugar a cualquier hora, siempre hay algo que hacer. San Petersburgo tiene tanta vida que hace vibrar a la ciudad de una forma que su metro -demasiado profundo- no puede. Pero a la vez es tranquila, no parece llevar la prisa que ciudades como Londres llevan.

San Petersburgo en Rusia

Y los locales llevan esta imagen de San Petersburgo en el corazón, la aprecian y aprovechan. Son gente orgullosa de ser de este lugar, y sienten que todo aquello que hace de la capital del óblast de Leningrado la mejor ciudad del mundo para ellos, es lo que les separa de Moscú, la gran rival. Parece que a pesar de todos los sucesos del siglo XX en esta región, la espina de perder el estatus de capital sigue presente.

San Petersburgo en Rusia

Si quieres conocer la Rusia más occidental, la ciudad más cultural del país, disfrutar de largos paseos rodeados de belleza y ajetreo, resguardarte del frío en deliciosos cafés y no gastar una cantidad de dinero absurda, viajar a San Petersburgo debería estar ya en tu lista de pendientes. Ponte en marcha.

Tu viaje a Rusia comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie