jueves, 2 de julio de 2015

Campanile Vilnius Airport Hotel, no tan lejos de Vilna

Este artículo pertenece a la guía de Vilna de Vivir Europa.

A la hora de elegir alojamiento uno siempre prefiere optar por la opción más céntrica posible, el problema de esto es que esa opción con toda certeza es la más cara. Pero, ¿y si el hotel no está en el centro, siendo así sus precios bajos, pero tiene una furgoneta a tu disposición para llevarte tanto a la ciudad como a las estaciones de tren y autobús o el aeropuerto? Eso pasa en el Campanile Vilnius Airport Hotel.

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Lo cierto es que cuando la oficina de Turismo de Vilna, que pagó mi alojamiento durante mi primera estancia en la ciudad, me dijo que me hospedaría a ocho kilómetros del centro de la ciudad, y pensando que seguramente -como así fue- me encontraría con la ciudad nevada, no las tenía todas conmigo. Entonces fue cuando me comentó Vilma, mi contacto de la oficina, que una furgoneta fletada por el hotel Campanile Vilnius Airport me estaría esperando a mi llegada a la ciudad. Ya, pero, ¿y el resto del tiempo?

Pues resulta que el resto del tiempo también funciona esta furgoneta que en pocos minutos te comunica con la ciudad o con el aeropuerto, que está a sólo siete kilómetros de distancia. Varias veces al día podrás tomar este shuttle que comienza a las 7:30 y termina a las 23:10 para los viajes a la ciudad y funciona de 8:50 a 22:25 hacia el aeropuerto. Nada de taxis o de vehículos propios, salvo que salgas hasta la madrugada por la ciudad.

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Las habitaciones del hotel Campanile de Vilna siguen el código de colores de la cadena, con clara predominancia del verde chartreuse, presente en estantes y perchas, cojines y otros elementos decorativos. Junto a este color más impactante, los habituales de una habitación de hotel: marrones, negros, grises y blancos.

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

La habitación no era especialmente grande, algo habitual en las cadenas de hoteles de bajo coste de origen francés, pero tampoco era tan pequeña como otras, y aunque la calidad de algunos elementos -como los citados armarios- no es muy alta en lo que al material usuario se refiere, la cama mantenía el nivel de comodidad que uno espera de un lugar de reposo.

Además la mesa de trabajo era suficientemente amplia y la ventana, con el gran manto blanco que cubría la adjunta arboleda, ofrecía una imagen de tranquilidad fantástica.

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

El cuarto de baño, con un diseño sobrio gracias a un marco de madera alrededor del gran espejo junto a la pila era también lo suficientemente espacioso a pesar de su tamaño.

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Lo mejor del hotel Campanile Vilnius Airport fue su restauración, tanto en el amplio y cuidado bufé de desayuno como en el menú del restaurante que aproveché en mi primer día tras pasar la mayor parte del tiempo esperando que la fiebre me pasase en la cama.

Hotel Campanile Vilnius Airport de Vilna

Sus suculentos y cuidados platos, producto de la evolución contemporánea de la gastronomía lituana me dieron nuevas fuerzas para, tras unas horas más de reposo, el nuevo día mi visita a Vilna por fin comenzase.

Pocas veces me leerás recomendar un alojamiento que no esté muy bien situado, pensando en muchas ocasiones que prefiero un hostal céntrico que un hotel en las afueras. Pero gracias al transporte gratuito que el hotel Campanile Vilnius Airport ofrece a sus huéspedes y a sus bajos precios, no tengo duda que puede ser el hogar que buscas para tu viaje a Vilna.

Tu viaje a Vilna comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie