viernes, 12 de septiembre de 2014

Hotel Mainport Rotterdam, un baño de experiencias

Este artículo pertenece a la guía de Róterdam de Vivir Europa.

Cuando decidí visitar Róterdam, tenía claro que quería buscar algún alojamiento especial. Un hotel de diseño, lejos de los correctos pero monótonos espacios de las cadenas más famosas. En el mismo momento en que di con el hotel Mainport Rotterdam sabía que era lo que estaba buscando, lo que aún no tenía claro es hasta qué punto iba a exceder mis expectativas.

Róterdam en los Países Bajos

El Mainport Rotterdam es uno de los hoteles más nuevos de la ciudad, pues abrió sus puertas el 13 de mayo de 2013 en Leuvehaven, un puerto interno muy cerca del centro de Róterdam y pegado al Puente de Erasmus, uno de los referentes arquitectónicos de la ciudad. Invitado por Kristian, ejecutivo de ventas del Mainport, tuve la oportunidad de descubrir qué hace de este hotel una experiencia tan especial.

Róterdam en los Países Bajos

La primera imagen del Mainport, desde el exterior, no es especialmente arrebatadora, pues los diez pisos de este edificio que fue con anterioridad un cine IMAX pueden parecer pocos, resultar pequeños comparados con los grandes rascacielos de Róterdam. Sí se pueden apreciar, no obstante, los grandes ventanales que tienen todas sus habitaciones y, si entras por la parte trasera del hotel, como yo hice, los acristalados ascensores y el embarcadero privado del hotel, por si llegas a él con alguno de los Watertaxi (taxis acuáticos) de la ciudad.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

La frialdad exterior de la fachada de cristal negro y aluminio del edificio, construido por la compañía local MAS architectuur, que lleva 150 años embelleciendo la ciudad de Róterdam, termina en el momento en que entras al recibidor donde se encuentra la recepción. El diseño del interiorista Feran Thomassen es absolutamente espectacular. Moderno y cálido, con un componente de lujo muy presente.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Los grandes ventanales de todo el edificio, junto a los cuales hay un área de descanso con cómodos sofás de cuero y coloridos cojines, dan muchísima luz durante el día a este área y los recepcionistas del hotel Mainport destacan tanto por su bondad como su profesionalidad. Vera y Martijn, los dos recepcionistas con los que traté hicieron todo lo posible, consiguiéndolo, para que mi estancia fuese perfecta. No me extraña que el propio hotel se enorgullezca de la dedicación de su personal.

Róterdam en los Países Bajos

El acceso a las habitaciones a través del ascensor con vistas al Leuvenhaven y a la zona de la ciudad conocida por sus rascacielos como el Manhattan en el Maas (nombre neerlandés del río Mosa) comienza a prepararte para el momento de contemplar por primera vez tu habitación en el Mainport. Son 215 las habitaciones del hotel y seis las categorías distintas: City XL -con vistas a la ciudad-, Harbour -con vistas a Leuvenhaven-, Corner -con vistas a ambos lados-, Waterfront Sauna -como las Harbour pero con sauna finlandesa-, Waterfront Spa -como las Waterfront Sauna pero con un jacuzzi en la habitación- y las Spa Suite, con todo lo que tienen las Waterfront Spa pero en dos habitaciones y con una chimenea.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Todas las habitaciones tienen una cama tamaño king size, televisión en el espejo del baño -sí, sí, como lees-, cafetera, una gran televisión y por supuesto Internet gratuito. Pero cuando abrí la puerta de la mía y me encontré con que tenía una Waterfront Spa me entraron, por unos minutos, ganas de dejar mis paseos por Róterdam para otro día.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Cuando los elementos principales de tu habitación son una gigantesca y cómoda cama y un jacuzzi en el que cabrían hasta invitados es complicado analizar con cabeza el resto del mobiliario. Añade una sauna en tu baño, televisión en su espejo y una ducha que está en un compartimento espacioso que bien podría ser media habitación y los pequeños detalles parecen olvidarse.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Pero los hay, y muchos. Para los cafeteros una máquina que hace buen café es justo la definición de lujo que buscamos cuando nos hospedamos en un hotel de cinco estrellas, sólo por detrás de calidad en el servicio y trato personalizado. La mesa de estudio no resulta incómoda como en otros lugares si necesitas ponerte al día con el trabajo o mejor aún con los amigos. Y un gran sofá que separa cama y jacuzzi sirve tanto para ver la televisión como para relajarse y leer un buen libro tras un baño con burbujas cubierto por tu albornoz.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

La calidez de la recepción, además se traslada a las habitaciones, gracias, yo creo, al juego de estampados y geometría de todas las paredes del Mainport, tanto en pasillos, salas comunes como en las habitaciones. Cuando se llega al nivel máximo de lujo en un establecimiento, todo detalle debe ser cuidadosamente elegido, y Mainport lo hace.

Róterdam en los Países Bajos

Si tu habitación no tiene sauna privada no tienes que preocuparte demasiado, la zona de Wellness del hotel Mainport no sólo tiene uno de los gimnasios más completos que he visto en un hotel en los últimos tiempos, sino que también cuenta con una Sauna Panorama Finlandesa y Hamam.

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Róterdam en los Países Bajos

Desde que abriera el Mainport trató de convertirse también en un punto de referencia para locales, y ya que aquellas personas que viven en Róterdam seguramente no pagarían por tener una habitación aquí, es en el bar y el restaurante Down Under del hotel donde puedes verlos cada noche. La excusa es una comida con influencia australiana que, vista la calidad del bufé de desayuno debe ser exquisito.

Hotel Mainport de Róterdam

Del desayuno, por cierto, decir que podría perfectamente llamarse brunch, pues elementos como los huevos Benedict (cocinados en el momento frente a ti) y el champán pueden dar una nota muy especial a la comida más importante del día.

Me he alojado en decenas de hoteles de cinco estrellas en mi vida, tanto desde que escribo en Vivir Europa como por placer, y puedo, con seguridad, decirte que muy pocos hoteles, si es que alguno, están al nivel del hotel Mainport de Róterdam. Si buscas lujo y un servicio que no deja impasible, ya sabes donde dormir.

Tu viaje a Róterdam comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie