viernes, 22 de agosto de 2014

Le Plaza Bruselas, un histórico hotel en pleno centro

Este artículo pertenece a la guía de Bruselas de Vivir Europa.

El periodo entre las dos grandes guerras del siglo XX fue de recuperación y apogeo en Bélgica. El joven país había quedado en ruinas tras la Gran Guerra, haciendo honor una vez más a su sobrenombre de "Cabina de Europa" (cockpit of Europe en inglés) y tras las Olimpiadas de Amberes en 1920 parecía resurgir, con su capital a la cabeza. Fue entonces cuando lugares como el Hotel Le Plaza llenaron la ciudad de glamour y lujo, un lujo que casi 100 años después este establecimiento aún conserva.

Hotel Le Plaza de Bruselas

Basta cruzar el umbral del Hotel Le Plaza y dejar atrás la gris Avenida de Adolphe Max, quien fuera alcade de Bruselas precisamente cuando el hotel abrió sus puertas, para ver cómo este palacio en estilo art déco aún exhibe estilo en cada uno de sus rincones. Sentirse un burgués de principios del siglo XX durante tu estancia no es algo que ocurra de forma incoherente, te lo aseguro.

Hotel Le Plaza de Bruselas

Uno puede volver atrás en el tiempo gracias a una magnífica reforma llevada a cabo en 1996 en la que el hotel recuperó su aspecto original. Una decoración neobarroca inspirada en el Renacimiento Español. El hotel Le Plaza en muchas ocasiones parece un palacio más que un hotel, un palacio en el que me hospedé gracias a la invitación de Vincent, el director del hotel.

Hotel Le Plaza de Bruselas

La amable recepcionista me indicó a mi llegada que dormiría en una habitación Prestige que, a pesar de tener 40 metros cuadrados, haciéndola mucho mayor que las habitaciones de hotel habituales, podría haber parecido pequeña por culpa de su cama, una de las más grandes que he visto en mi vida. Tanto que me costó capturarla con mi cámara.

Hotel Le Plaza de Bruselas

Hotel Le Plaza de Bruselas

La decoración de la habitación, como en el resto del hotel, es clásica y cálida a partes iguales, con amplios espacios en los que explayarte tras una jornada de turismo por Bruselas, espacios en los que además reina el silencio, a pesar de estar en una zona muy transitada de la ciudad. Esto, junto a la cómoda cama, terminaron por conseguir que tuviese una de las noches de mayor reposo que recuerdo en mucho tiempo.

Hotel Le Plaza de Bruselas

Son tan buenas las sensaciones durante una estancia en el hotel Le Plaza que uno tiene que empujarse a sí mismo para salir a descubrir el centro de Bruselas en lugar de quedarse disfrutando de su habitación, especialmente si la compañía es agradable y has contratado alguno de los paquetes especiales que ofrece Le Plaza. Aunque yo finalmente conseguí hacerlo, encontrándome a mi vuelta con un chocolate sobre mi almohada. ¡Cómo voy a echar esto de menos de Bélgica!

Hotel Le Plaza de Bruselas

El baño sigue el ejemplo de la habitación, combinando una zona de ducha, y una bañera, en un espacio amplio y sobrio. El color crema de los azulejos, el mármol del lavabo y el blanco del resto de baño dan muchísima luz sin necesidad de sobrecargar para nada el espacio.

Hotel Le Plaza de Bruselas

Hotel Le Plaza de Bruselas

Hotel Le Plaza de Bruselas

La última planta del hotel Le Plaza tiene un pequeño gimnasio con varias máquinas y pesas, algo bastante apreciado por los visitantes a la capital de Europa, en especial aquellos que viajan por negocios en lugar de placer (aunque un poco de ejercicio para compensar los excesos de chocolate, patatas fritas y cerveza belga no está de más).

Hotel Le Plaza de Bruselas

Hotel Le Plaza de Bruselas

Y hablando de compensar, habrá mucho que compensar también los desayunos que se ofrecen en el gran salón del hotel Le Plaza. A pie de calle y con la luz entrado directamente a tu mesa. Una mezcla de bollería y los típicos elementos del desayuno inglés con toques de la gastronomía local. Sólo un pero, y es que el hilo musical durante el desayuno se empeñó en repetir la misma sosegada melodía una vez tras otra hasta rendirla soporífera.

Hotel Le Plaza de Bruselas

Un pequeño pero, como digo, sobretodo teniendo en cuenta el excelente servicio que ofrecen todos los empleados de Le Plaza, un hotel con una historia y una calidad que lo convierten en una de las mejores elecciones para dormir en Bruselas durante tu viaje a Bélgica.

Tu viaje a Bruselas comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie