lunes, 28 de julio de 2014

Torres de Serranos, Valencia por la puerta grande

Este artículo pertenece a la guía de Valencia de Vivir Europa.

Aunque hoy en día Valencia quizás sea más conocida por la Ciudad de las Artes y las Ciencias que por la arquitectura del centro histórico, hubo un tiempo, durante mi niñez, en el que los Jardines del Turia aún no tenían el mastodonte futurista de Calatrava. Entonces a la Valencia turística se llegaba por el Puente de Serranos, y se entraba por las Torres de Serranos.

Torres de Serranos de Valencia

Acompañado de Guiarte Valencia en el verano de 2013 crucé por enésima vez el arco de medio punto de esta puerta de la muralla medieval de Valencia que fue construida por Pere Balaguer entre 1392 y 1398. En esta ocasión, no obstante, esta puerta que se muestra minúscula estrujada por las dos torres laterales de planta octogonal truncada no era lugar de paso, de entrada a Valencia, sino que sería el objetivo de mi primera visita del día.

Torres de Serranos de Valencia

¡Qué complicado se hace en ocasiones prestar atención al patrimonio de tu propia ciudad! Ésta es la única explicación que le doy a las lagunas históricas que tenía al respecto de esta estructura de estilo gótico antes de que Teresa me ilustrase. Nunca había caído, por ejemplo, en que fue su papel como defensa del acceso más usado de la ciudad el que hizo que las Torres de Serranos estuviesen abiertas en su parte interior, la que da la espalda al río. ¿Por qué? Pues porque así, en caso de que posibles asediadores se hiciesen con el control de las torres, no podrían atrincherarse en ellas para atacar la ciudad desde dentro.

Torres de Serranos de Valencia

Solamente estuvieron cerradas estas terrazas entre 1586 y 1887, cuando el incendio de la anterior cárcel de Valencia hizo que las torres, entre otros lugares de la ciudad, ejerciesen funciones de prisión para las clases más altas. Y cuando, durante la Guerra Civil española, sirvieron para que los republicanos cuidaran las obras del Museo del Prado de Madrid.

Torres de Serranos de Valencia

Decía que las Torres de Serranos fueron una de las doce puertas de la muralla de Valencia, que sería finalmente destruida en 1865. Y como tal fue testigo de una situación habitual que hoy hemos transformado en una expresión popular. Cuando las campanas de la Catedral de Valencia marcaban, al caer la noche, el cierre de las puertas de la ciudad en época medieval, era imposible el acceso a la ciudad hasta la mañana siguiente.

Torres de Serranos de Valencia

Los viajeros más tardones, tenían que pernoctar junto a las murallas de la ciudad, les gustase o no, y a esto se le llamó "quedarse a la luna de Valencia", que hoy en día es una forma de decir que te has quedado a las puertas de tu objetivo, sin llegar a conseguirlo, y se asocia también con la frustración consecuente.

Torres de Serranos de Valencia

Hoy en día ya no te puedes quedar a la luna de Valencia, en sentido literal. Y además puedes visitar este monumento de la ciudad por tan solo 2€ -gratis en domingos y festivos-. Además de disfrutar de la arquitectura y la buena conservación de esta obra tienes una recompensa si superas sus pocos, pero altos escalones: una de las mejores vistas de la ciudad.

Torres de Serranos de Valencia

Las Torres de Serranos han ganado más aún desde el tiempo en que yo viví en Valencia gracias a la peatonalización del contiguo Puente de Serranos, algo que te permitirá sacar aún mejores tomas de este edificio que, para muchos, representa Valencia como ningún otro.

Tu viaje a Valencia comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie