viernes, 31 de enero de 2014

Qué ver en un día en Bruselas paseando por el centro

Este artículo pertenece a la guía de Bruselas de Vivir Europa.

Me gusta el centro de Bruselas porque es muy accesible, pequeño y en cierta medida peatonal. Pasear por él es la mejor aproximación a la ciudad que puedes hacer en un solo día en Bruselas y por eso te quiero dar una ruta por el centro, para que descubras la capital de Bélgica. Esta ruta es perfecta si solo tienes un fin de semana en el país y quieres ver también Brujas y Gante, por ejemplo.

Bruselas, capital de Bélgica

La puerta de entrada al centro de Bruselas es la Estación Central (Bruxelles-Central / Brussel-Centraal en los dos idiomas oficiales de la ciudad). Si no te has podido dar el capricho de alojarte en alguno de los hoteles del centro de Bruselas, darás tus primeros pasos por el centro en ella.

Desde la estación de tren, me gustan comenzar a pasear en dirección sur hacia la Pl. de l'Albertine solo para ver el espectacular Mont des Arts desde abajo y también porque en la Rue de la Madeleine que encuentras dirección norte puedes entrar a una galería con una librería de viejo en sus mismos pasillos que me encanta. ¡Si mi francés y neerlandés fuesen mejores, cuánto dinero me dejaría en ella!

Bruselas, capital de Bélgica

El centro de Bruselas comienza a darte los primeros indicios de lo que vas a encontrar en esta ciudad, mucho comercio, amor por la lectura y el arte, y edificios con una arquitectura muy característica que quitarán el protagonismo en tus fotos a familiares y amigos.

Bruselas, capital de Bélgica

La Rue de la Madeleine en su descenso va curvando su trayectoria hacia la derecha hasta que desemboca en un gran espacio abierto que es Grasmarkt (o la Rue du Marché aux Herbes en francés), justo frente a ti te encontrarás con la entrada sur de las Galerías Reales de St Hubert, galerías que deberías visitar ya mismo, tratando eso sí, de no cargar demasiado en las tienda de chocolates, encaje, y mil productos más que te encontrarás, pues aún queda mucho por ver.

Galerías Reales Saint-Hubert de Bruselas

Cuando ya hayas visto las Galerías Reales, desvíate entre la columnata central de las mismas por la Beenhouwersstraat o Rue des Bouchers. En ella ya no hay carnicerías, sino un montón de restaurantes con menús en tantos idiomas que harían sonrojar a los políglotas más populares, con camareros que rozan la insistencia de los de los restaurantes bengalíes de Brick Lane en Londres, y con unos menús en los que los mejillones con patatas fritas destacan por encima de todo.

Bruselas, capital de Bélgica

Si te dedicas simplemente a continuar paseando por esta calle y giras a la izquierda en la estrecha Petite rue des Bouchers, pronto llegarás a la que es comúnmente conocida como la plaza más bonita del mundo: la Grand Place/Grote Markt de Bruselas. Si quieres comenzar una discusión interminable trata de ponerte de acuerdo con tus compañeros de viaje al respecto de qué edificio de esta plaza es más bello. El Ayuntamiento dirán algunos, el Musée de la Ville de Bruxelles otros. No se puede llegar a una conclusión ni siquiera con uno mismo.

Bruselas, capital de Bélgica

Desde el corazón de Bruselas cualquier camino a seguir es realmente bueno, pero para una primera visita a la ciudad creo que lo mejor es, tras ver su plaza más famosa, acudir a ver a su personaje más popular (y lamentablemente no hablo de Tintín). La Rue Charles Buls/Karel Buls Straat se toma dejando justo a tu derecha el edificio del Ayuntamiento de Bruselas. Aunque la calle va cambiando de nombre no tienes más que seguir recto para llegar a tu objetivo. Un mural del personaje de cómic mencionado más arriba, su inseparable Milú y el Capitán Haddock te asegurarán que vas por el buen camino.

Bruselas, capital de Bélgica

Aprovecha alguna de las tiendas que encontrarás para comprar un gofre o unas patatas fritas, según lo que te apetezca. Pagarás precio de turista, eso sí, pero al fin y al cabo en un primer día en Bruselas el objetivo es precisamente hacer el turista. Y hablando de turistas, cuando un gran grupo de ellos se apelotone en una esquina, habrás llegado a tu destino, el Manneken Pis, el niño meón más famoso.

Manneken Pis de Bruselas

Supongo que tras semejante aparición te habrás quedado de piedra y necesitarás estirar un poco más las piernas para volver a hacer que la sangre fluya por tu cuerpo, así que daremos un pequeño paseo hasta nuestro siguiente objetivo. Dejando al niño a nuestra espalda continuaremos en dirección oeste por la Rue des Grands-Carmes/Lievevrouwbroers Straat, una calle sin encanto que solo recibe un montón de gente por estar junto al Manneken Pis.

En cuanto podamos giraremos a la derecha, Rue du Midi/Zuidstraat para continuar en dirección noreste. Unos cuantos minutos de camino por esta calle nos dejarán en la parte trasera de la Bourse de Bruselas y frente a la Iglesia de San Nicolás.

Bruselas, capital de Bélgica

La Bourse es el nombre francés del Edificio de la Bolsa de Bruselas, uno de los legados de Napoleón en la ciudad, seguramente el más bello, que aún sigue funcionando con su fin original. Desde la Bourse, la mejor forma de llegar a nuestro siguiente objetivo es dejando justo a nuestra izquierda la Iglesia de San Nicolás y caminar por la sinuosa Rue de la Fourche hasta que lleguemos a una vieja conocida, pero en un nuevo trabajo, la Rue des Bouchers.

Bruselas, capital de Bélgica

Al poco de caminar esta calle de nuevo un elefante rosa nos llamará la atención. ¿Cómo no lo iba a hacer? Estamos ante el café, el bar y el pub de Delirium Tremens, una de las cervezas más famosas de Bélgica y aquella más fácil de reconocer. Además de parar aquí obligatoriamente a tomar una de las miles de cervezas que puedes encontrar en sus locales, el callejón desde el que se entra al café te mostrará a la amiguita del Manneken Pis.

Janneken Pis de Bruselas

La pobre Jeanneke Pis está enjaulada y en una postura demasiado poco favorable, pero tenemos que verla antes de poder explayarnos disfrutando de una cerveza. De hecho, yo creo que, ya que lo estamos pasando tan bien en el Delirium Tremens, mejor damos por concluido nuestro paseo por el centro de Bruselas. Mañana ya habrá tiempo para más, si la resaca lo permite.

Tu viaje a Bruselas comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie