martes, 17 de diciembre de 2013

Plaza de la Virgen, donde pausar tu visita a Valencia

Este artículo pertenece a la guía de Valencia de Vivir Europa.

Valencia, la ciudad mediterránea que me vio nacer es de todo menos tranquila. No hace falta más que visitarla durante las Fallas para darse cuenta de actividades no te faltarán en la ciudad. Pero todo viaje necesita de sus momentos de pausa y de sosiego, o al menos de relax, charlando tranquilamente mientras tus pies descansan. Para estos quehaceres, nada mejor que la Plaza de la Virgen.

Plaza de la Virgen de Valencia

La Plaza de la Virgen es esencial en la historia de Valencia, tanto la pasada como la presente. No hay más que situarse en el centro de la misma y dar una vuelta de 360 grados para ver algunos de los edificios más importantes de la ciudad: tienes al este la Basílica de la Virgen de los Desamparados, al sur la Catedral de Valencia con la famosa Torre del Miguelete, y al oeste, tras un pequeño jardín, el Palau de la Generalitat Valenciana.

Plaza de la Virgen de Valencia

Tan importante fue esta plaza para la ciudad, punto de encuentro de las dos vías romanas principales, que el ayuntamiento se encontraba aquí, en el lugar del jardín de la Generalitat, hasta 1854, cuando fue trasladado frente al Palacio de Comunicaciones en la actual Plaza del Ayuntamiento.

Más allá de sus tres edificios principales, que ya son motivo suficiente para pasearse por la Plaza de la Virgen, hay dos acontecimientos periódicos que convierten este lugar en el centro de la ciudad. Por un lado, todos los jueves a mediodía, desde hace más de mil años, se reúne aquí, frente a la Puerta de los Apóstoles de la Catedral, el Tribunal de las Aguas. Se trata de una organización especial que se encarga de regir el sistema de irrigación de los huertos de Valencia, y cuyo poder no ha disminuido con el paso de los años.

Plaza de la Virgen de Valencia

Por otra parte, cada año, el 17 y el 18 de marzo la plaza es testigo y punto final del desfile de la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia y quien da nombre a este lugar. Uno de los momentos estrella de las Fallas de Valencia, que cubre la plaza de flores alrededor de una gran estatua de la virgen.

Plaza de la Virgen de Valencia

Las terrazas situadas tanto al norte como al oeste de la Plaza de la Virgen suelen ser uno de los lugares elegidos por visitantes y locales para disfrutar de una horchata, una cerveza o incluso comer una paella valenciana. Sin duda la mejor opción para esta pausa de que hablaba.

Plaza de la Virgen de Valencia

Aunque la gente se sienta realmente en cualquier lugar, e incluso por las noches, a pesar del paso regular de agentes de la policía, son bastantes los jóvenes que al compás del "cerveza fría un euro" comienzan la noche de fiesta por la cercana zona del Barrio del Carmen.

Plaza de la Virgen de Valencia

Aprovecha la cercanía a todos los lugares importantes de la ciudad -con la excepción de la playa-, y disfruta de un momento de pausa en tu visita a Valencia en la Plaza de la Virgen como el que yo tuve acompañado por Teresa, de Guiarte Valencia. Dicen por ahí que tomarse un blanco y negro (helado de leche merengada con café granizado), es lo suyo. ¿Tú qué opinas?

Tu viaje a Valencia comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie