martes, 12 de noviembre de 2013

Centrál Kávéház, otro café imprescindible de Budapest

Este artículo pertenece a la guía de Budapest de Vivir Europa.

Si uso el término "la cultura del café" seguro que te pones a pensar en Italia, el país en el que el café es religión. También podrías después desviar el tren de tus pensamientos a una terraza de un café francés, un café corto en París. Y luego, solo si has visitado ya el país de los magiares, te vendría sin duda a la mente Hungría, y en particular Budapest, donde el oro líquido negro estuvo fuertemente arraigado a la vida cultural de la ciudad en su momento de mayor esplendor y donde lugares como el Centrál Kávéház tratan de recuperar esa especial nota de belleza y clase de los grandes cafés centroeuropeos de principios del siglo XX.

Centrál Kávéház de Budapest

Aunque es un lugar con menos afluencia del turista que su competencia directa, el New York Café, el Centrál está situado en un lugar excepcional, pegado a Ferenciek Tere, al este de la calle de las tiendas, Váci utca y a solo unos pasos del Danubio a la altura del Erzsébet híd. Allí, el Centrál Kávéház se presenta como el lugar ideal en el que calentarte con un buen café y un pedazo de tarta o dónde llevar a cenar de lujo a tu pareja a un precio asequible para un visitante del oeste de Europa.

El Centrál abrió en 1887 y pronto se convirtió en uno de los lugares más populares entre los intelectuales de Budapest, guarida de escritores, poetas y periodistas, algunas eminencias de la literatura húngara pasaban aquí más horas que en ningún otro lugar y lanzaron proyectos desde sus propias mesas. Gyözö Mészáros, su propietario, se encargó de mantener el lugar funcionando a pesar de las grandes guerras del siglo XX y no sería hasta 1949 cuando el comunismo terminaría con el sueño que durante más de 50 años había sentado escuela en Budapest.

Centrál Kávéház de Budapest

Tras otro medio siglo de horrores en los que su uso desmerecía con creces su situación y belleza, con la llegada del nuevo siglo el Centrál fue reformado y reabierto con una imagen muy similar a la que tenía hace un siglo, y hoy te espera a que le visites con su decoración modernista y sus muebles renacentistas. Un juego de colores, siempre sobrios, en los que el blanco lo aporta el mármol de las mesas, los tonos oscuros las maderas y la nota más alegre el granate de sus asientos.

Siendo menos sobrecargado que el New York, desde luego la sensación de lujo que rodea a los cafés de Budapest se mantiene en los dos pisos del Centrál, con sus altos techos y sus grandes lámparas y ventanales. Y también en su impecable personal, que mantiene las formas y simpatía que se suponía al servicio de la gran ciudad imperial que fue Budapest.

Con un ambiente tranquilo, la clientela está repartida entre la clase adinerada de Budapest, pues el Centrál resulta muy caro para el local, y los turistas más curiosos. Una mezcla curiosa, sin duda, que me hizo sentir menos fuera de lugar al entrar con mi mochila para tomar un café con leche y una tarta Dobos con un par de amigos.

Centrál Kávéház de Budapest

Un café que tiene una calidad tremenda, pues las cafeterías húngaras no tienen nada que envidiar a las italianas y se me antojan siempre mucho mejores que las españolas. Además, el Centrál no solo es kávéház (cafetería), sino que también es étterem (restaurante), y por tanto podrás degustar algunos de los platos más deliciosos de la cocina húngara.

El Centrál Kávéház es uno de esos grandes cafés literarios de Budapest que, al menos en elegancia y estilo, conservan el esplendor que tuvieron hace ya más de un siglo. Dicen que en ocasiones suena el piano que hay en el piso superior del café, y me estremezco solo de pensar en vivir ese momento, ¿serás tú quien lo haga?

Tu viaje a Budapest comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie