viernes, 30 de agosto de 2013

The Shambles, la calle más pintoresca del Reino Unido

Este artículo pertenece a la guía de York de Vivir Europa.

Si York de por sí ya es una de las ciudades más hermosas del Reino Unido, hay una pequeña calle de la misma que se empeña en destacar por encima de sus vecinas. Orgullosa, a pesar de ser la más vieja de todas, sigue siendo foco de atención hasta el punto de haber sido elegida por Google Street View la calle más pintoresca de Gran Bretaña en el año 2010. Esta calle es The Shambles, una travesía medieval que enamora.

York

The Shambles es tan antigua que ya es mencionada en el Domesday, el libro que William the Conqueror -Guillermo el Conquistador- ordenó escribir en 1086 como una suerte de censo y resumen de las propiedades del país. De aquella época vendría su nombre, que es una evolución del anglosajón fleshammels, que no eran más que los estantes que los carniceros usaban para mostrar la carne.

Pues esta bella calle no fue más que una colección de carnicerías durante gran parte de su vida. En la entrada de los edificios tiendas con su género expuesto en la fachada, colgando de la misma mediante ganchos -algunos de los cuales aún se conservan-; la parte posterior servía de matadero, para tener la carne lo más fresca posible.

The Shambles en York

Y en la calle un cúmulo de tripas, vísceras y despojos que eran arrojados a un pequeño canal central cuya agua se encargaba de desinfectar dos veces por semana. ¿Tú también sientes el fuerte hedor solo de pensar en esto? Sí, a mí también se me revuelven las tripas pensando en las 25 carnicerías que todavía funcionaban a mediados del siglo XIX.

The Shambles en York

Afortunadamente todo eso desapareció y ahora solo nos quedan esos irregulares edificios de los siglos XIV y XV cuyas fachadas, con sobresalientes entramados de madera, se inclinan ante ti para impedir que el sol dañe tus ojos en las escasas ocasiones en que se hace presente en estas latitudes.

Dicen que en algunos de los adoquinados tramos de The Shambles, están tan juntos los edificios que puedes tocar ambos lados de la calle con solo extender tus manos. No sabría decirte si exageran o mis brazos son realmente cortos, pero desde luego el espacio no es amplio.

Y la falta de amplitud ayuda a la curiosidad del vecino. Seguramente el de Margaret Clitherow y su esposo sería el que dio el chivatazo en 1586 de que ésta alojaba a sacerdotes católicos en su hogar y hasta realizaba misas secretas en el mismo. Algo muy grave apenas 50 años después de que Inglaterra se separase de la Iglesia Católica, que le costó la muerte por aplastamiento a la habitante más famosa de The Shambles.

The Shambles en York

Hoy en día no morirás por aplastamiento ni sufrirás de los olores de la carne podrida. Todo lo más podrías hacer un buen agujero en tus bolsillos, si comienzas a visitar todas y cada una de las tiendas de una calle que es una gran tentación en sí misma. Joyerías, anticuarios, tiendas de dulces, todo aquello que no necesitas, ¡pero es delicioso!

The Shambles quedó parado en el tiempo, sus casas no envejecen ni se renuevan, sencillamente están ahí, esperándote. Y tú, durante tu visita a York, lo mejor que puedes hacer es rendirles pleitesía, no sea que acabes cual ternero colgando de algún gancho.

Tu viaje a York comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie