miércoles, 24 de julio de 2013

Fudge Kitchen, haciendo dulce de azúcar en Canterbury

Este artículo pertenece a la guía de Canterbury de Vivir Europa.

Uno de mis grandes descubrimientos gastronómicos de los últimos años fue el fudge, un dulce de azúcar que está a mitad de camino entre el caramelo líquido y el toffee, lo que en España se llaman caramelos de café. Hoy te hablo de Fudge Kitchen, una cadena de tiendas dedicada a la preparación tradicional y venta de este dulce y de su sede en Canterbury.

Fudge Kitchen en Canterbury

Es verdad que el fudge quizás no es algo apto para todos los gustos, pues es realmente dulce, aunque un buen fudge nunca es demasiado empalagoso y tiene una suave textura que te hace olvidar que el contenido principal de lo que estás comiendo es azúcar, pues no sientes los granos por ningún lado. Debido a su popularidad en el Reino Unido es muy fácil comprar fudge en muchos lugares, aunque en contra de lo que hasta muchos ingleses piensan, el fudge no es originario de las islas británicas, sino de Estados Unidos.

Allí, en el siglo XIX, durante una clase de cocina de un colegio para chicas de Virginia, una de las alumnas que preparaba toffee no llevó el azúcar a la temperatura necesaria para crear este dulce (unos 150ºC) y la textura del mismo quedó distinta a lo esperado. Como fudge en inglés es un término que se usa para hablar algo que se ha realizado de forma inadecuada o incompleta, el nuevo dulce ya tenía nombre.

Un nombre que en 1983 adoptaría Jim Garrahy para abrir la primera de sus Fudge Kitchen, una cadena especializada en la producción artesanal de fudge que tiene ya tiendas en Bath, Cambridge, Edimburgo, el Lightwater Valley Theme Park, Oxford, Windsor, York y la tienda que yo visité en Canterbury.

Fudge Kitchen en Canterbury

El equipo de Canterbury, cuya tienda está en Sun Street, a escasos metros de la entrada principal a la Catedral de Canterbury es además el inventor de uno de los productos estrella de Fudge Kitchen, la salsa de fudge, una crema que es perfecta tanto fría como caliente para usar con todo tipo de dulces. Además puedes probar sus productos gratis, para convencerte de que estás haciendo una fantástica adquisición.

Cómo se hace el fudge

Dado que últimamente mi lado cocinero ha salido a relucir más que nunca, me preguntaba desde hacía tiempo cómo se prepararía este dulce que en principio parece sencillo, pues su base es sencillamente azúcar, leche y mantequilla. Y aunque el proceso no es complicadísimo, sí que es muy laborioso.

Primero se tienen que hervir los ingredientes hasta obtener un caramelo a una temperatura máxima de unos 115ºC. Posteriormente se bate la mezcla mientras esta se enfría hasta obtener la consistencia cremosa y suave tan típica del fudge. La gente de Fudge Kitchen además hace este proceso de batido manualmente sobre mesas de mármol, como puedes ver en el vídeo, y según una receta de 1830.

La variedad de sabores de Fudge Kitchen es tremenda, con más de veinte opciones entre las que puedes encontrar fresas y nata, pasas y ron, chocolate con guindilla o menta y chocolate. Todos ellos con una textura deliciosa y un dulce e intenso sabor.

Aunque el fudge se tome frío, quizás por sus calorías me sabe a Navidad, a chimenea encendida, sofá con mantita, invierno y nieve. Y también me sabe a Canterbury, la preciosa ciudad del sudeste de Inglaterra donde encontré mi primer Fudge Kitchen.

Tu viaje a Canterbury comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie