miércoles, 3 de julio de 2013

Brick Lane, la calle más de moda del este de Londres

Este artículo pertenece a la guía de Londres de Vivir Europa.

La calle más famosa de todo el este de Londres podría perfectamente ser la alternativa calle de Brick Lane, y mientras llamo calle a Brick Lane me sonrojo. No es que te mienta al llamarla así, pues es una larga calle que va de norte a sur desde más allá de Bethnal Green Rd hasta casi llegar a Whitechapel Rd, pero es que el término urbanístico se le queda muy corto. Si vas a visitar Londres tendrás que conocer Brick Lane antes de volver a casa o te arrepentirás.

Brick Lane en Londres

Trendy, hipster, cool, vintage, se podría escribir un diccionario especial de inglés de Brick Lane gracias a la influencia que este lugar y sus alrededores tienen hoy en día en la moda y la cultura mundial. Sorprendente influencia si tenemos en cuenta que estamos en el corazón de Banglatown, el barrio bengalí de Londres, que no hace mucho era otro de esos lugares olvidados en la ciudad.

En Londres siempre pasa lo mismo. Cansados de los exagerados precios de las zonas más de moda, con Camden y Notting Hill a la cabeza, los artistas y autónomos más osados se dedican a buscar nuevos lugares, dejados de la mano de Dios, sucios y casi peligrosos en los que los altos alquileres de Londres no les asfixien tanto. Con el éxito de estas gentes llegan comercios y negocios nuevos que comienzan a atraer a más gente gracias a los precios bajos. La vida sigue creciendo y el barrio se pone de moda, los precios de todo suben y las personas se matan por vivir en la nueva zona cool de Londres. Y entonces se vuelve a empezar.

Brick Lane en Londres

Esto pasó en los últimos años con Brick Lane, una calle que era el centro de la fabricación de los ladrillos y azulejos que reconstruyeron la City of London tras el Gran Incendio de 1666, lugar de emigración judía durante el siglo XIX y desde 1960 centro de la comunidad bengalí.

Y aunque todavía buena parte de sus habitantes provienen de Bangladesh, lo cierto es que el ambiente es muy distinto hoy en día. Multicultural y moderno, con un ajetreo tremendo la única fauna que parece no campar por estos lares son los trajeados hombres de negocios de la cercana City, que seguramente no se atreven a acercarse a un lugar donde todo vale en la moda, siempre que el uso de colores sea exagerado.

Brick Lane en Londres

Si el término vintage nació en algún lugar, éste fue sin duda Brick Lane. Son muchos los puestos y tiendas que venden cualquier tipo de producto viejo a unos precios que, en ocasiones, son altos gracias al sencillo hecho de estar en la zona de los mercados del este de Londres, donde turistas y hipsters pagan una ficticia tasa de localización que parece no dolerles en absoluto.

Brick Lane en Londres

En Brick Lane el domingo deja de ser el día de descanso para convertirse en el día más importante y activo de la semana. A lo largo de la calle y alrededores, decenas de puestos callejeros venden muebles, música y todo tipo de productos inservibles que jamás osarías adquirir, si no fuese porque lo has comprado en Brick Lane, claro.

Brick Lane en Londres

Además, cada uno de los antiguos almacenes y edificios de la Truman Brewery, antigua fábrica de cerveza de la zona se convierten en mercados con más puestos aún. Es siempre difícil recordar todos los nombres que se barajan por aquí; algunos de ellos son el Sunday UpMarket, el Backyard Market, el Vintage Market o el Boiler House Food Hall, especializado en comida.

Brick Lane en Londres

Porque además de los muchísimos restaurantes indios de la zona, cuyos exasperantes empleados te seguirán durante metros ofreciéndote la mejor comida de tu vida con descuentos increíbles y que terminan por ser una estafa (las copas gratis son zumos, pues no sirven alcohol, y los descuentos no son tales pues sus cartas te confunden hasta el punto de ser servidos lo que ellos quieren más que lo que tú has ordenado), en Brick Lane hay puestos de comida de todo el mundo.

Brick Lane en Londres

A la pregunta ¿qué comida te apetece hoy? la respuesta es irrelevante, no hay nada que no vayas a poder degustar en Brick Lane. Etiopía, Japón, Cuba, Brasil, Italia o Malasia. Cualquier país tiene representación y sus platos más típicos te costarán, en promedio, unas 5£.

Ah, y cerca de Bethnal Green tienes unos puestos que venden beigels desde hace decadas. Deliciosos bocadillos de carne con una fuerte mostaza que te sorprenderán por su sabor, textura y sencillez.

La modernidad de Brick Lane termina por atraer a muchísimos artistas, de hecho fueron ellos los que en primera instancia cambiaron el devenir de este lugar. Sus marcas son fácilmente visibles en todas las esquinas, muros y rincones. El arte callejero en Brick Lane tiene una riqueza sin igual.

Brick Lane en Londres

Si te gustan las nuevas tendencias, la multiculturalidad, los grafitis, la comida, si te gusta Londres, un domingo en Brick Lane debería estar en lo más alto de tus prioridades viajeras, ¿no crees?

Tu viaje a Londres comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie