viernes, 19 de abril de 2013

Viajar a Pécs, la ciudad más bonita de Hungría

Este artículo pertenece a la guía para vivir en Hungría de Vivir Europa.

Si tuviese que elegir una sola ciudad que recomendarte para visitar en un viaje de un día desde Budapest, o si tuviese que decirte cuál creo que es la ciudad más bonita de Hungría de todas las que conozco, mi respuesta en ambos casos sería la misma y tendría solo cuatro letras, Pécs.

Pécs

En el suroeste de Hungría, casi ya tocando a Croacia, mucho más allá del lago Balaton, se encuentra esta ciudad multicultural que los romanos fundaron en el segundo siglo después de Cristo con el nombre de Sopianae. De la vieja Sopianae quedan aún restos afortunadamente, y todo eso a pesar del paso de turcos, austriacos, la cercanía con serbios y croatas y finalmente el yugo comunista de la Unión Soviética.

Cuando llegas a Pécs y sales de su estación de tren, lo primero que salta a tu vista, más si cabe si das tus primeros pasos por la ciudad una vez se ha puesto el sol, es el relieve de la misma. Pécs tiene una gran colina en su parte norte, y las luces de los hogares se ven a la lejanía como si fuesen estrellas que perdieron altura.

Pécs

No es que Pécs sea la primera ciudad con cuestas que haya visto en mi vida, pero en un país tan llano como Hungría se hace extraño y hasta sorprendentemente reconfortante encontrarte con pendientes en las calles. De hecho, en los atardeceres de la ciudad éstas dan una nota de calma y tranquilidad, como si la sensación de pequeñez que proporciona este relieve te instase a calmarte.

De Pécs sorprende también el poco impacto que la arquitectura comunista ha tenido en la ciudad, teniendo en cuenta su gran tamaño, algo que se agradece pues hasta los antiguos muros de la ciudad están bastante bien conservados. Un encanto bajo la manta de nieve que me recibió.

Pécs

El mayor encanto de Pécs reside en su ambiente. Ciudad universitaria -la primera universidad del país, en el siglo XIV, fue la de Pécs- tiene la mejor vida nocturna y cultural de Hungría fuera de Budapest, lo que unido a la serenidad habitual de sus calles proporciona una dicotomía que realza su belleza.

La gente de la ciudad, además, rebosa simpatía, más que en ningún lugar del país, su oficina de turismo es un buen ejemplo de esto, y tras las reformas que se llevaron a cabo debido a la elección de Pécs como Capital Europea de la Cultura del año 2010, lo cierto es que cosas para ver y disfrutar en Pécs sobran.

Pécs

Si todo esto no fuese suficiente para viajar a Pécs, el tener a Villány, y por tanto algunos de los mejores tintos de todo el país, a escasos kilómetros hace de Pécs un lugar famoso también por su gastronomía, de lo que más disfruté en Hungría.

Hay dos elementos arquitectónicos que destacan por encima del resto en Pécs, por un lado está la mezquita de Pasha Qasim, en el centro de la grandiosa Plaza de Széchenyi. Hoy en día reconvertida a iglesia sigue siendo el elemento más fotografiado de la ciudad.

Pécs

Y por otro lado mi edificio favorito, la Catedral de Pécs. Construida en un material que parece arena mojada, como si fuese un castillo en la playa, es toda una imponente delicia en la parte más alta del centro de Pécs.

Pécs

Si pensabas que ya no me podían quedar motivos que darte para viajar a Hungría ya tienes otro, Pécs, la ciudad más bonita del país.

Tu viaje a Pécs comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie