viernes, 1 de marzo de 2013

Viajar a Ryde, la puerta a la Isla de Wight

Este artículo pertenece a la guía de la Isla de Wight de Vivir Europa.

De entre todas las ciudades y pueblos de la isla de Wight, quizás la más importante, con el permiso de la capital Newport, es Ryde; la ciudad más grande de la isla con 24 000 habitantes y conocida como la puerta a la isla por tener el puerto con más actividad de todos los que conectan el sur de Gran Bretaña con esta joya del canal de la Mancha.

Ryde en la isla de Wight

Hace ya casi 200 años se sentaron las bases de la relevancia de Ryde, pues en 1814 se inauguró el muelle que aún hoy en día es lugar en el que poner por primera vez un pie en la isla de Wight para miles de visitantes que llegan en alguno de los ferries desde Portsmouth y que llevan circulando desde 1825.

En centro de Ryde es es prototipo habitual de pequeña ciudad costera inglesa, con calles de pronunciadas cuestas que permiten ver el mar incluso varios metros antes de llegar a la orilla y que, en el caso de Ryde, te muestran incluso a Portsmouth y su Spinnaker Tower en la lejanía.

Ryde en la isla de Wight

Los comercios de Ryde, siguiendo el patrón de toda la isla, premian a la artesanía y los productos locales por encima de las franquicias y convierten así a sus escaparates en las mejores tiendas de souvenirs que pueden existir, llenas de productos exclusivos y de utilidad.

Es alrededor del puerto y el muelle de Ryde, a la orilla del mar, donde se desarrolla la vida de esta ciudad. Allí, la gente pasea casi cada día en una estampa doblemente bella, con el estrecho del Solent a un lado y unos bellos edificios georgianos y victorianos al otro. Solo la poco conseguida estación de autobuses perturba este paseo.

La media milla (805 metros) de longitud del Ryde Pier, muelle de Ryde, crea una ilusión óptica que te hará pensar que éste llega a la otra orilla del mar. De hecho, su pasarela es tan larga que un tren te lleva hasta ella desde el paseo marítimo. Si te preguntas el por qué de la longitud del muelle no tienes más que prestar un poco de atención al efecto de la marea. Es tanto el espacio que la tierra le gana al mar que pensarás que alguien se equivocó al delimitar la línea de playa.

Ryde en la isla de Wight

En Ryde, como en casi todas las ciudades costeras de Inglaterra, el muelle tiene un carácter claramente lúdico y, aunque en esta ocasión no hay un parque de atracciones en él, como sucede por ejemplo en el muelle de Brighton, sí que hay varios puestos de feria y hasta una bolera.

Ryde en la isla de Wight

Recorriendo en paseo marítimo en dirección este, en la zona más oriental de la costa de Ryde, dos estructuras redondas rompen la armonía del mar en su camino hacia la isla de Gran Bretaña. Se trata de dos de los fuertes de Palmerston construidos en el siglo XVIII para proteger esta importante zona estratégica en el canal de la Mancha de posibles invasiones francesas. Hoy en día uno de ellos es un prestigioso hotel de lujo en el que podrás descansar a cambio de varios cientos de libras.

Ryde en la isla de Wight

A medida que te vas alejando del centro de Ryde, e incluso después de salir de la ciudad en sí, el muelle desaparece y las playas de arenas doradas se vuelven protagonistas. La poca profundidad del agua en esta zona y el efecto de la marea deja varias decenas de metros a disposición de los bañistas.

Ryde en la isla de Wight

Así, Ryde es un lugar ideal para comenzar una visita a la isla de Wight, para disfrutar de los atardeceres y los paseos descalzos sobre la fina arena, pero también para gozar de una de las zonas con más ambiente de la isla. ¿Te apuntas?

Tu viaje a Ryde comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie