viernes, 15 de marzo de 2013

El Monumento Nacional a Víctor Manuel II en Roma

Este artículo pertenece a la guía de Roma de Vivir Europa.

El Monumento Nacional a Víctor Manuel II es un edificio que me sorprende por partida doble. Me sorprende, por un lado por su grandeza, por su inmensidad y por esa explosión de luz que emana su blanco mármol; pero también me sorprende por lo desconocido que es. De hecho estoy seguro de que puede ser que descubras este lugar incluso después de reservar tu alojamiento con Oh-Rome.

Il Vittoriano e l'altare della patria

No es extraño encontrarse al llegar a la Plaza de Venecia con gente preguntándose, casi avergonzados, por la procedencia y el porqué de este edificio: ¿Es también obra de los romanos? ¿Con qué motivo se construyó esto? ¿Qué representa o conmemora? Resulta difícil creer que no sabíamos de este monumento a Vittorio Emanuele II, el primer rey de Italia, el unificador de la nación.

Proyectado prácticamente desde la muerte del monarca no fue hasta 1911 que se inauguró el que pronto se daría a conocer como Vittoriano, aprovechando las celebraciones por el cincuenta aniversario de la nación. Fue el nieto homónimo, Víctor Manuel III, el que hizo los honores el 4 de junio.

Pero el edificio no estaba aún acabado y como en tantas otras ocasiones, Giuseppe Sacconi, arquitecto encargado de la creación, no llegaría a ver su obra completa cuando finalmente fue terminada en 1935.

Al terminarse los romanos tuvieron ante sí una de las obras neoclásicas más bellas de la ciudad, en impoluto mármol Botticino, con unas grandes escalinatas que llevan a la sala central y dos pórticos a sendos lados decorados con cuadrigas a la Unidad y a la Libertad.

Además, dos fuentes representan los mares que abrazan la bota que es Italia, el Adriático al este y el Tirreno al oeste.

El Monumento Nacional a Víctor Manuel II es, de forma similar a lo que sucede con el Palacio de Westminster y el Big Ben, comúnmente conocido con el nombre de su elemento más representativo: el Altar a la Patria.

Il Milite Ignoto

En este elemento diseñado por Angelo Zanelli que nos encontramos justo al final de las escaleras frontales está la guardia de honor y la estatua a la madre Roma con el Milite Ignoto -tumba del soldado desconocido- detrás. Sólo la estatua ecuestre del propio Víctor Manuel hace sombra a esta composición.

El Vittoriano es también sede del Museo del Resurgimiento, en el que se narra el proceso de unificación de Italia, y uno de los mejores lugares para ver la puesta del sol en Roma. Especialmente si pagas los 7.00€ que cuesta el ascensor que hay en la parte trasera del edificio y que lleva a la parte más alta de todas. Desde allí Roma te parecerá hasta más tranquila.

Podrá ser para algunos solo una tarta de boda o una máquina de escribir -sobrenombres puestos por sus detractores-, pero el Vittoriano no deja de ser uno de los monumentos más espectaculares de Roma, sin duda. Y por tanto este edificio neoclásico no debería falta en ninguna visita a la ciudad eterna.

Nota: las fotografías de este artículo han sido realizadas por Ondablv y usadas en Vivir Europa mediante la licencia Creative Commons.

Tu viaje a Roma comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie