miércoles, 19 de diciembre de 2012

Restaurante mediterráneo Olive Tree de Southampton

Este artículo pertenece a la guía de Southampton de Vivir Europa.

En un país tan multicultural como Inglaterra puedes encontrar productos y restaurantes de casi todas las regiones del mundo, pero también es cierto que la sofisticación de aquello ofrecido suele ser en muchos casos escasa y hay pocos restaurantes que se salgan de la norma de productos habituales. Pero hoy voy a hablar de un restaurante que sí ofrece una cocina de calidad y poco difundida, el restaurante de cocina mediterránea Olive Tree.

Restaurante Olive Tree de Southampton

Como muchos de los restaurantes de moda de Southampton, Olive Tree se encuentra en Oxford Street, en un área colmada con primeras espadas de TripAdvisor. Destaca entre el resto de restaurantes de la zona gracias al suave verde pastel de su fachada y a su toldo morado, pero más aún por tener un nombre tan sugerente para un español como olivo.

Al entrar en el restaurante nos encontramos con un ambiente con clase. Estamos, por qué no decirlo en uno de esos restaurantes a los que acude principalmente la gente pudiente de la ciudad, y muy en especial aquellos que viven de la navegación o la tienen por afición. En muchas de las mesas te encontrarás a hombres de mediana edad vistiendo polos con sus bronceados característicos tras una mañana en el mar.

El restaurante tiene una decoración bastante moderna y con una clara influencia de los restaurantes del sur de Europa visible, por ejemplo, en el uso de la madera. Las mesas y las sillas podrían perfectamente recordarte al mobiliario de algún restaurante costero español, pero desde luego con un toque mucho más glamuroso.

Me encanta que los platos especiales del día estén escritos a mano sobre una gran pizarra, aunque no se haya olvidado en ningún momento ese aire de opulencia que tanto se respira en esta calle de Southampton.

Restaurante Olive Tree de Southampton

El personal, atento y simpático en todo momento es otro de los puntos a destacar. La que más, Carolina, andaluza que te explicará con detenimiento y paciencia el menú incluso si el inglés se te atraganta. La simpatía que rebosa en las camareras, eso sí, brilla por su ausencia en el gerente del local. Un húngaro que, sin dejar de ser servicial y eficiente, es incapaz de esbozar una sonrisa.

He dejado para el final lo más importante de un restaurante: la comida. La carta del Olive Tree sin ser extensa es muy variada, con un perfecto equilibrio entre carnes y pescados y con toques de cocina internacional en la elaboración, en el producto o en los propios acompañantes.

Para que te hagas a la idea de la variedad que comento te voy a detallar a continuación lo que tomamos en nuestra visita al Olive Tree. Fuimos tres los comensales y tres platos bastante distintos los que solicitamos, todos ellos con un acompañante en común: patatas fritas cortadas muy finas y, más que probablemente, preparadas a mano.

El entrante fue un Antipasto (13.00£), a compartir entre los tres. Una buena selección de verduras y quesos mediterráneos acompañados por un deliciosa pan de chapata. A pesar de preocuparnos de inicio que las verduras asadas estuviesen frías, el plato, que había sido una recomendación, fue un éxito.

De plato principal yo tomé una Olive Tree Burger (9.00£), acompañada por un chédar ahumado con madera de manzano y una compota de tomates cherry. Mi madre unos Moules Marinière (12.00£), mejillones cocinados al más puro estilo belga y mi hermano optó por la Pan Fried Chicken Breast (12.00£), pechuga de pollo frita con salsa de setas salvajes y berro de Hampshire. La comida era de notable alto y las cantidades generosas, saciando así los platos sin resultar pesados.

Restaurante Olive Tree de Southampton

Añadiendo a la comida una copa grande de vino tinto Pinot Noir y un spritzer (vino blanco con limonada) la comida quedó en 56.95£, más el 10% de servicio incluido en la factura que lo dejó en 62.65£, ó 20.88 (25.66€) por cabeza.

Un restaurante de comida "exótica" en una zona muy de moda siempre se paga de alguna manera. O bien la calidad de los platos es de aprobado para abajo, o bien el servicio es elitista y poco educado con el cliente de a pie, o bien los precios son mayores de lo que pagarías por tu comida en otras ocasiones. En los primeros dos casos sencillamente optó por no volver, en el último guardo mi próxima visita para una ocasión especial. Como imaginarás al recomendarte comer en el restaurante Olive Tree de Southampton, en esta ocasión fue la tercera opción la que prevaleció.

Tu viaje a Southampton comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie