miércoles, 3 de octubre de 2012

Hyde Park, el pulmón del que respira Londres

Este artículo pertenece a la guía de Londres de Vivir Europa.

Vivir en una ciudad tan inmensamente grande como Londres tiene sus evidentes pegas. Uno no puede, por ejemplo, decir: "este sábado iré a dar un paseo en bicicleta a un pueblo rural". Llegar desde el centro de Londres hasta las afueras de lo que se denomina como Greater London suponen unos 40 kilómetros, como para luego ir buscando pueblecitos. ¿Qué puede hacer un londinense entonces cuando siente que ya no puede aguantar un minuto más entre edificios y coches? Se va a alguno de los parques reales, el mayor de los cuales, Hyde Park, es el protagonista de hoy.

Hyde Park de Londres

Ya que conseguir vuelos baratos a Londres no supone ninguna pega, Hyde Park también es mi recomendación personal si quieres tomar un poco de aire antes de sumergirte de nuevo en el mar de turistas que te acompañarán en una visita a Londres. Sus más de 140 hectáreas son suficientes como para conseguir la ansiada sensación de soledad que buscarás a pesar de las decenas de miles de personas que visitan el parque cada día.

Algo que seguramente era impensable hace menos de cinco siglos, cuando Hyde Park, comprado por Enrique VIII a los monjes de la Abadía de Westminster, fue convertido por el monarca en el coto privado de caza de la realeza. Hoy en día los cisnes, patos, gansos, ardillas y demás fauna de Hyde Park tiene que tener más bien poco miedo, de hecho, los turistas no solo no les cazan, sino que les proporcionan las viandas necesarias para subsistir, y muchas más.

Hyde Park de Londres

Poco después de abrirse en el siglo XVIII al público de la mano de Jaime I, el parque, como la mayoría de parques del centro de la ciudad -en especial Green Park- era escenario casi diario de duelos al amanecer o al atardecer. Aquellos que comenzaban con un blanco y glamuroso guante golpeando en una sonora bofetada la mejilla del ofensor de turno. Pero no, no hay nada de esto ya tampoco, afortunadamente.

Hyde Park de Londres

Desafortunadamente algunas cosas más interesantes del parque se han perdido, como el Crystal Palace, palacio de cristal que fue sede de la llamada Gran Exposición de 1851. Una especie de Expo en la que se mostraron los beneficios y adelantos de la revolución industrial al mundo entero.

Ya en el presente, Hyde Park es sobretodo un lugar para el recreo o la actividad física, dependiendo de apetencias. Decenas de corredores, ciclistas, y remeros queman adrenalina por los senderos del parque y en el mismo Serpentine, el estanque central. Otras tantas personas pasan los días al sol en una tumbona, tirados sobre una alfombra en el cesped o cobijados bajo la sombra de algún árbol.

Hyde Park de Londres

Los domingos, desde que a finales del siglo XIX unas protestas acabaran congregando a gente en Hyde Park, puedes acudir al Speaker's Corner para ver a algunos de los oradores más brillantes y en muchas ocasiones sencillamente a los locos de turno decir cualquier cosa que se les ocurra, siempre que sea legal. Una vez el orador acaba, el público se encarga de dar el veredicto correspondiente, con lo que el espectáculo está garantizado.

Además Hyde Park es sede de algunos conciertos populares para la ciudad y de uno de los mercados de Navidad de la ciudad, el Traditional German Christmas Market, que en las Navidades de este año tendrá lugar del 23 de noviembre al 6 de enero.

Hyde Park de Londres

Me dejo en el tintero algunos de los monumentos que puedes ver en el parque, y hablarte más sobre el Serpentine, pero quiero, por ahora dejarte con la miel en los labios. Si quieres verlo sin tener que esperar ya sabes que en pleno centro de Londres, Hyde Park, el pulmón de la ciudad, te espera.

Tu viaje a Londres comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie