lunes, 22 de octubre de 2012

El Bastión de los Pescadores, mirador de Budapest

Este artículo pertenece a la guía de Budapest de Vivir Europa.

Budapest es una ciudad de ensueño. A pesar de lo ajetreada que es y de haber sido lavada en tonos grises, particularmente en su periferia, por el comunismo la arquitectura que hace un siglo hacía de la capital de Hungría una de las ciudades más bellas y ricas de Europa aún está en pie. O mejor dicho ha sido devuelta a la vida por los húngaros en su afán de recuperar todo lo perdido en las grandes guerras del siglo XX. Para deleitarse con la belleza de esta ciudad hay además un lugar ideal, un mirador en la colina de Buda hacia Pest, un ejemplo más de historia, arte y romanticismo perfectamente entrelazados; el Bastión de los Pescadores -Halászbástya en húngaro.

Bastión de los pescadores en Budapest

Quiso Frigyes Schulek al terminar la restauración de la iglesia de Matías darle un nuevo sentido a la definición de bastión, punto más fuerte de la defensa de un castillo, justo en el momento en que parecía que la guerra dejaría de una vez tranquilos a los magiares. Un sentido onírico, de cuento de hadas, de sueños de niño.

Protegiendo a su obra maestra, prácticamente rodeándola, se decidió a construir en estilo neogótico y neorrománico un homenaje a los pescadores que salvaguardaban esa sección de Buda en tiempos del medievo, justo donde se supone que estaba el mercado del pescado.

Bastión de los pescadores en Budapest

Un homenaje puro como el color blanquecino de la piedra usada para su construcción y un recordatorio más del origen de esta nación. Las siete tribus de las que hablé al presentar la plaza de los héroes aparecen aquí en forma de torres, de las cuales, claro está, la mayor es la de Árpad, padre de Hungría.

Desde el bastión puedes ver Pest como desde ningún otro lugar, con el Puente de las Cadenas prácticamente enfrente, el Parlamento de Budapest a tu izquierda y el resto de la ciudad a la vista. Un lugar más del que deleitarte con todo lo que una visita a Budapest puede aportarte. Pocas escaleras te darán mayor recompensa al subirlas que las del Bastión de los Pescadores.

Bastión de los pescadores en Budapest

Ni tan siquiera el rey San Esteban se pierde las vistas del bastión, al que controla desde dentro en la recogida plaza por la que circulan decenas de turistas. Y cómo no van a hacerlo, si en los muchos espacios separados del mismo un puede hasta encontrar la calma, unida a las vistas.

Por la noche el Bastión de los Pescadores, como el resto de la ciudad, es absolutamente imponente. Tranquilo y solitario, al contrario que durante el día, la blanca piedra torna en cálidos colores debido a la iluminación de la zona y los árboles de alrededor realzan más si cabe la singularidad de la obra.

Bastión de los pescadores en Budapest

No podría ser de otra manera, un mirador hacia una de las ciudades más bellas de Europa tenía que ser de idéntica belleza, y así sucede con el Bastión de los Pescadores. Otro lugar más en el que soñar viviendo Europa, volverse de nuevo un niño, y dejar pasar a la vida disfrutando de lo más sencillo.

Tu viaje a Budapest comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie