lunes, 3 de septiembre de 2012

La Fontana de Trevi. La fuente más famosa del mundo

Este artículo pertenece a la guía de Roma de Vivir Europa.

Roma puede ser la ciudad eterna, cuna de la historia de todo un continente, capital de Italia, pero también es cine. Aunque no hayas visitado Roma la conocerás, has conducido alrededor del Coliseo, puesto en juego tu mano en la Bocca della Verità, dado un paseo en moto por las calles aún empedradas de la ciudad y, cómo no, te has bañado junto a una bellísima sueca (o un atractivo italiano) en la Fontana de Trevi, la fuente más famosa del mundo.

Fontana di Trevi

No es que hiciese falta que el séptimo arte promocionase este lugar para que se volviese famoso. Estamos hablando de la más grande de las fuentes de Roma, una maravilla del barroco que ni tan siquiera tuvo a un escultor famoso por autor. Una muestra más de que con la caida del imperio romano no desaparecieron las ganas de los romanos de hacer de su ciudad la más bella del mundo y de que, si para algo servía tener la cuna de la iglesia católica en tus entrañas, era para rematar todo con grandeza, mitología y mucha ostentosidad.

El agua es esencia de la historia de Roma, desde el primer momento. Rómulo y Remo, amamantados por una loba a las orillas del Tíber fundaron la ciudad, y si una civilización se hizo valer de los acueductos para subsistir, ésta fue la romana. Uno de estos, el Acqua Vérgine, transportaba al corazón de Roma agua desde un cercano manantial. Los romanos, que como decia antes no eran muy dados a los actos comedidos en cuanto a urbanización se refiere, se decidieron por construir una fuente de gigantes proporciones en el siglo XVII, una que aportase la grandeza que un Papa debía contemplar desde el Palacio del Quirinal.

Décadas tardó la obra, y como en tantas ocasiones su autor principal, Nicola Salvi, jamás llegó a verla completa, pero en 1762 la Fontana de Trevi manó agua por primera vez a través de su estampa marina y mitológica, una estampa en la que, como en los cinco océanos del mundo, reina Neptuno, magistralmente esculpido por Pietro Bracci.

Fontana di Trevi

En torno a él gira una estampa en la que hipocampos guiados por tritones representan los estados del mar, bajo la supervisión atenta de la salubridad y la abundancia. Féminas que escudan a Neptuno adosadas al Palacio Poli. Todo, claro está, gobernado por el escudo papal de Clemente XII.

Es tanta la belleza en tan pequeña plaza que nadie jamás se ha preguntado por la propuesta que ganó el concurso para realizar la fuente, concurso que perdió Salvi, y no es de extrañar, por tanto, que este cruce de tres calles (tre vie) fuese escenario de la escena más famosa de la película "La Dolce Vita" de Fellini. Marcello Mastroniani se preguntaba en esta escena "¿quién eres?", una vez ya se había dejado nuevamente seducir por Silvia, entrando con su impecable traje italiano en el agua de la fuente en una estampa imposible, en absoluta soledad. Y esa misma pregunta, me hice yo al llegar a la fuente, respecto a Roma.

¿Sigue siendo Roma esa ciudad eterna cuya leyenda te lleva a lanzar una moneda de espaldas a la Fontana de Trevi para asegurarte el retorno (o dos o tres si buscas amoríos o el matrimonio con gente local)? ¿Esa Roma que recolecta 3000€ diarios solo por una tradición que se hizo famosa gracias, otra vez más, al cine?

¿O estamos ya ante una ciudad que vive bajo mínimos, aprovechándose de su interminable turismo y cuidándolo tan poco como a sus obras maestras que, como hace poco ha sucedido con la fuente protagonista de este artículo se van derrumbando sin que parezca ponerse remedio real?

Fontana di Trevi

Yo quiero creer que Roma sigue siendo Roma, y que la tristeza de los visitantes que hoy se encuentran la Fontana de Trevi vacía debido a su reforma volverán a Roma para disfrutar de ésta en un explendor aún mayor al actual, y de paso a tirar dos monedas. No para buscar el amor, sino una para volver y otra que se debía.

Nota: las fotografías de este artículo han sido realizadas por Sebastian Bergmann y usadas en Vivir Europa mediante la licencia Creative Commons.

Tu viaje a Roma comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie