jueves, 22 de marzo de 2012

Castillo Bory de Székesfehérvár, el Taj-Mahal húngaro

Este artículo pertenece a la guía de Székesfehérvár de Vivir Europa.

De igual forma que el monumento más famoso de India y uno de las construcciones arquitectónicas más importantes de todos los tiempos fue construido por Shah Jahan en honor de su esposa favorita, la mayor atracción de Székesfehérvár, el castillo de Bory (Bory Vár), es un memorial al amor que Jenő Bory sentía por su mujer Ilona Komocsin.

Bory Vár en Székesfehérvár

Jenő, arquitecto y profesor tanto de la Academia de Bellas Artes como de la Universidad Técnica de Budapest, no contento con hacer lo que hace todo el mundo cuando tiene un terreno, o sea, construir un refugio pequeñito con lo que vaya pillando de los restos de las obras y plantar unos tomates, emprendió en 1923 una tarea titánica que empeñó todas sus vacaciones de verano hasta el año de su muerte, en 1959.

En una zona residencial, bastante apartada del centro de Székesfehérvár todo sea dicho, y partiendo de sus propios planos, construyó con la ayuda de algunos de sus estudiantes, (intuyo yo que los más pelotas) la que posiblemente sea una de las obras arquitectónias más curiosas de toda Hungría.

Bory Vár en Székesfehérvár

El castillo de Bory mezcla arquitectura gótica, románica e incluso escocesa en una enorme estructura decorada con obras del propio Bory y de su mujer, que además de ser la musa de esta obra era una pintora de renombre.

Los maravillos jardines del castillo, que yo no pude visitar porque éste abría tras el invierno solo el día que yo dejé Hungría están decorados con estatus de los reyes y demás personajes húngaros en una suerte de plaza de los héroes székesfehérváriana (si se me permite el invento).

Bory Vár en Székesfehérvár

También son especiales sus habitaciones que mantienen un ecleticismo que hace que la experiencia sea aún más particular según me comentaba la gente que ha tenido la suerte de verlas.

El castillo abre de abril a octubre todos los días desde las 9:00 hasta las 17:00 horas y la entrada tiene un precio de 800 HUF (2.73€) para un adulto y la mitad, 400 HUF, para estudiantes, pensionistas y gente con el certificado de educador en Hungría. Los menores de seis años no pagan entrada.

Bory Vár en Székesfehérvár

Llegar al castillo de Bory no es demasiado difícil, aunque si vas andando te espera un paseo de unos cuatro kilómetros desde el centro de la ciudad a lo largo de Berényi út. El castillo se encuentra en Máriavölgy utca 54 y se puede acceder desde la estación de autobuses de Székesfehérvár con los buses 26 y 26A bajando en las paradas Bicskei u. y Máriavölgyi elágazás respectivamente (unos 15 minutos de trayecto).

Si llegas en tren a la ciudad y queréis ir primero a ver el castillo, como yo hice, tenéis el número 32 de Alba Volán, que es la compañía local de autobuses. Tras un poco más de 15 minutos tendréis que bajar en Máriavölgyi elágazás.

Bory Vár en Székesfehérvár

No dejes pasar la oportunidad de visitar este castillo cuando viajes a Hungría, un ejemplo de arquitectura genial y ¡con muchísimos menos turistas que el Taj-Mahal!

Tu viaje a Székesfehérvár comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie