viernes, 4 de noviembre de 2011

24 horas en la ciudad. Qué ver en Londres en un día

Este artículo pertenece a la guía de Londres de Vivir Europa.

Londres es una ciudad inmensa. La tercera más poblada de Europa tras las gigantes Moscú y Estambul. Cuesta días, o mejor dicho semanas, en Londres darse cuenta de la grandeza de la capital del Reino Unido. En un sólo día, no se puede ver ni una pequeña parte de los lugares más populares. Pero sí se puede enamorar uno de esta ciudad de ritmo frenético, coches que conducen por el lado opuesto y autobuses de dos pisos. Déjame que te cuente qué ver en una visita a Londres de un día.

London Eye, la Noria de Londres

Para visitar Londres y disfrutar de ella, hay que hacer justo lo opuesto a lo que mucha gente te dirá que hagas, y creo que aquí está la raíz de muchos de sus detractores. Hay que ir despacio, dejando pasar a los locales, cuyas prisas creen justificadas. Mirando al cielo, y también al suelo. Hasta te diría que dejes sólo uses el metro, el Tube para otra ocasión, o que si lo usas sea más por la experiencia que por el transporte en sí mismo.

Verás que esta ruta no es exhaustiva, y el primer motivo es el que acabo de mencionar: yendo despacio es complicado ver aquellos lugares de Londres que puedes tener ya en la lista de imprescindibles. No te preocupes, deja cosas para la próxima. Preocúpate por que haya una próxima en lugar de preocuparte por ver todo en esta. El otro motivo es que quiero mostrarte Londres como yo lo vi por primera vez. Mi primer día en esta ciudad fue muy parecido a esta ruta, y estoy enamorado después de incontables retornos, así que no voy a cambiar una fórmula que me funcionó, ¿verdad?

Una vez dicho esto, os voy a proponer una primera aproximación a esta gran urbe que me tiene enamorado. Esta ruta por Londres es bastante parecida a la que hice en mi primera visita a la ciudad. Tras varios días trabajando y sin demasiado tiempo para hacer el turista, el día antes de partir me puse la ropa de patear, y Lonely Planet de Londres en mano me dispuse a fotografiar todo lo que pudiese.

El Big Ben en el Palacio de Westminster y la Abadía de Westminster

El mejor lugar para comenzar un viaje a Londres es algo más que discutible. Seguramente todo el mundo tendrá una elección propia y muy personal. Yo lo tengo claro. Es el puente de Westminster. Tiene todo lo que necesitas para darte cuenta de que por fin estás en Londres.

Al este el London Eye, la noria más famosa del mundo; al oeste el Palacio de Westminster y su famosísimo Big Ben; bajo tus pies el río Támesis, y cruzando el puente decenas de autobuses rojos de dos plantas y taxis negros, los clásicos hackney carriage.

Déjaos llevar por el ambiente a vuestro alrededor, olvidad las prisas por visitar todo y las que los otros viandantes llevan consigo y tratan de contagiarte, lo habéis conseguido, estáis en Londres.

Cada vez que voy a esta ciudad me sorprende el Big Ben por la anchura que tiene. Curioso, ¿verdad? Pues siempre me parece que la torre de reloj más famosa del mundo ha engordado de una visita para otra. Una vez hecho el autoretrato de turno en el Big Ben toca dar la vuelta al Palacio de Westminster y a continuación ver la Abadía de Westminster donde se corona a los reyes ingleses.

Paseo por St Jamess Park hasta el Palacio de Buckingham

Tras ver la Abadía de Westminster subimos Storey's Gate para llegar a St Jamess Park y poder visitar el Palacio de Buckingham. Si pensáis en llevar algo de comer a media mañana tened en cuenta que necesitaréis un poco más de comida de la cuenta, pues las ardillas del parque siempre están hambrientas.

Una ardilla de St James's Park comiendo galletas.

Llegar a Buckingham Palace tiene especial interés si se hace a la hora del cambio de guardia, además siempre os podéis hacer una foto con "señor del gorro" de turno.

Trafalgar Square y la National Gallery

Remontando The Mall nos acercaremos a Trafalgar Square. Allí podemos visitar la National Gallery y comer por la zona, antes, durante o después de ver las exposiciones. Las horas en este museo os pueden pasar volando, pero lo mejor es disfrutar de lo que se hace y no tener prisa. Si quedan cosas pendientes se harán en futuras visitas a Londres.

Piccadilly Circus, y las compras por Oxford Street

La publicidad de Piccadilly Circus.

Tras haber saciado nuestra hambre cultural tocará saciar nuestro consumismo a la vez que nos adentramos en el mar de gente que es la zona por la que pasearemos de Londres. Dejando a mano derecha la National Gallery subiremos Whitcomb St hasta llegar a Coventry St, calle que desemboca en Piccadilly Circus.

Estamos en zona de teatros y tiendas, de consumismo y de moda, estamos en la zona más viva de Londres, que ya es decir. Aún nos queda mucho paseo y diversión si continuamos por Regent Street, más de un kilómetro de Londres en el más puro estado.

Y como colofón la calle de las tiendas, Oxford Street. Si aún os queda dinero tras este periplo, estáis de enhorabuena, o bien porque sois ricos o porque sois inmunes al consumismo más puro.

Cenando por el Soho

Tras todo el día paseando toca darse una buena recompensa, aprovechad que estáis en el Soho y elegid uno de sus restaurantes para daros un buen y merecido festín londinense. Si lo vuestro es la comida asiática tenéis al ladito Chinatown.

Chinatown, el barrio chino de Londres.

Tras la cena, si aún tenéis fuerzas, unas pintas en un pub inglés pueden ser el cóctel perfecto para comenzar una larga noche tras un largo día en la capital de Inglaterra. ¡Disfrutad!

Nota: algunos enlaces de esta página son enlaces de afiliado. Esto quiere decir que cuando compres algo a través de ellos, un pequeño porcentaje de lo que has pagado (entre el 3 y el 5% normalmente) será para mí. Por supuesto tú no pagas más por esto. Así puedo seguir trabajando en descubrir y describir Europa para ti. ¡Gracias de antemano!

Tu viaje a Londres comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie