martes, 29 de noviembre de 2011

Reflexiones después de tres meses viviendo en Hungría

Este artículo pertenece a la guía para vivir en Hungría de Vivir Europa.

Hoy se cumplen tres meses desde que llegué a Debrecen y comencé por tanto a Vivir Europa. Tres meses en los que Hungría ha sido mi país de residencia y en los que he tratado de integrarme al máximo posible en su sociedad y cultura, conocer su historia, costumbres e idioma. Tres meses que tenían que haber sido mi estancia total aquí, y que en cambio me dejan en el ecuador de mi vida húngara tras decidir cambiar el proyecto de Vivir Europa por las razones que expuse hace menos de un mes.

Embarcándome en Vivir Europa

Tras estos tres primeros meses, que suponen una duodécima parte del viaje total, os dejo con una pequeña lista de lo que me queda pendiente tanto en la web como en Hungría para los tres próximos meses.

Cosas pendientes que hacer en Hungría estos tres meses

Aprender más húngaro

Tras tres meses aquí lo cierto es que mi nivel de húngaro deja mucho que desear, está muy lejos de lo que esperaba conseguir a principios de septiembre y supongo que la falta de tiempo ha sido una de las grandes enemigas en este aspecto. No obstante mi vocabulario va creciendo bastante últimamente y las frases más típicas están controladas. Mi objetivo de aquí a febrero es ser capaz de conversar un rato, por básico que sea, y no ceñirme a decir frases sueltas como hasta ahora.

Jardín de la Universidad de Debrecen

Conseguir más clases privadas

El tema más peliagudo desde que comencé Vivir Europa ha sido el del trabajo como parte de integración en la sociedad sin que éste suponga dejar de lado por completo la web, que es el objetivo principal y lo que considero mi verdadero trabajo, aunque no me de ni mucho menos dinero para vivir. Así a estas alturas he decidido que las clases privadas son la única solución posible. En la academia de inglés en la que trabajé el último mes y medio cobraba 2.50€ por hora si tenemos en cuenta el tiempo dedicado tanto a preparar como a dar la clase. Demasiado poco como para siquiera vivir aquí.

Finalmente me quedo con las clases privadas como recurso económico dentro del país, y por tanto tengo que conseguir más, pues ahora mismo solo tengo cuatro horas semanales y tres alumnas.

Estatua en Hortobágy

Visitar más ciudades de Hungría

Parte de convertirme en un experto del país consiste obviamente en conocer más a fondo todo el país. Hasta ahora no he salido demasiado de Debrecen. Las zonas vinícolas de Tokaj y Eger y dos veces la capital Budapest son en resumen lo que he visto de Hungría. Esto tiene que cambiar, y es especialmente importante para mí ahora mismo visitar el sur y oeste de Hungría, que aún no conozco.

Usar mucho más los baños de Hungría

Este fin de semana pude por fin, tras tres meses, estrenarme en los baños húngaros de Széchenyi en Budapest y la experiencia fue absolutamente increíble. Ya tengo ganas de repetir eso de meterme en agua a 38ºC cuando en la superficie se está a 0ºC o incluso por debajo de cero.

Estación de trenes de Debrecen

Objetivos para la web de Vivir Europa en los próximos tres meses

Aumentar las visitas

Vivir Europa es todavía una web muy pequeña, lejísimos de los grandes referentes de los blogs de viajes de España, sin lugar a dudas, pero tengo muchísimas ganas de que siga creciendo este proyecto que ya es mi vida, con mayúsculas.

No hace mucho que superamos las 100 visitas diarias en Vivir Europa. Me encantaría que ese número quedase muy lejos en los próximos tres meses, pero siendo como soy realista solo puedo trabajar para que el aumento sea al menos algo considerable. Con llegar a las 150 visitas diarias en promedio me sentiría feliz.

Carretera húngara camino a Tokaj

Llegar a los 20 artículos sobre Debrecen, Hungría y Budapest

Entre que los monográficos de Vivir Europa que nada tienen que ver con Hungría ocupan 4 de los 7 días de la semana y que mi ritmo de escritura siempre está por debajo de lo esperado ahora mismo solo tenemos 4 artículos de Budapest, 4 de Debrecen y un total de 15 de Hungría. De aquí a finales de febrero este número debería superar la veintena para las tres categorías.

Publicar artículos y vídeos sobre la gastronomía húngara

La gastronomía húngara es una gran desconocida en España, ni siquiera tenemos claro qué es el gulash los españoles, y lo cierto es que aquí, con el único pero de que el pescado brilla esencialmente por su ausencia debido a que el país no tiene mar, se come muy bien y las comidas son muy elaboradas, aunque pesadas, eso sí.

Universidad de Debrecen

Uno de mis objetivos es conseguir mostraros esta gastronomía mediante vídeos y artículos en los próximos tres meses. Hablaros tanto de platos elaborados como productos curiosos de supermercado. La comida de Hungría merece su espacio en Vivir Europa.

Ganar dinero con Vivir Europa

Este último objetivo puede hasta ser malsonante para algunos de vosotros pero es seguramente el más importante para que Vivir Europa siga adelante. Es complicado dedicarle más de 40 horas semanales a algo de forma continuada sin que te dé beneficios a no ser que seas rico, que no es mi caso.

Aún no sé cuál será la mejor forma de conseguir esto. Sigo probando un poco de todo hasta que encuentre la fórmula mágica que a vosotros os dé el mayor valor posible como lectores y que consiga que yo tenga algo que llevarme a la boca en los próximos tres años. Pero espero acercarme al Eureka final en los próximos tres meses.

El metro de Budapest

Con esto queda dicho todo lo que espero de los próximos tres meses. ¿Mucho verdad? Pero es que hay tanto que hacer, ver y trabajar cuando se vive Europa, que no puedo dejar de pensar en todo ello.

Tu viaje a Hungría comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie