miércoles, 1 de junio de 2011

Nobels Fredssenter, museo del Premio Nobel de la Paz

Este artículo pertenece a la guía de Oslo de Vivir Europa.

Durante mi viaje a Oslo aproveché como pocas veces la oferta cultural de una ciudad. Así­, en el segundo dí­a ya prácticamente estaba saturado de museos y exposiciones, pero habí­a un lugar que tení­a ganas de ver gracias en buena parte a este artí­culo de Tremendo Viaje.

El Nobels Fredssenter (que vendrí­a a ser el centro del Nobel de la paz) está situado el el puerto de Oslo, al lado del ayuntamiento. En concreto en Brynjulf Bulls Plass 1. Antes de entrar en el edificio uno se encuentra con esta peculiar construcción. Cuando pasas a través de ella se oyen unas risas tétricas que te ponen la piel de gallina. No tengo claro el porqué de este "monumento", pero desde luego no me dejó indiferente.

No hay laughter sin slaughter.

No sé si el apelativo museo define bien lo que es el Nobels Fredssenter. Yo dirí­a que es más bien una exhibición que responde a cualquier tipo de pregunta sobre el Premio Nobel de la Paz y revisa toda su historia de forma muy interactiva. También es un homenaje a todas aquellas personas que han recibido este premio.

En la primera parte de la exhibición usaremos un pasaporte que nos dan al entrar para, mediante una serie de juegos interactivos, conocer la historia de Fridtjof Nansen, Nobel de la Paz en 1922, y también la vida de una niña africana cuyo poblado trataremos de salvar. Tras realizar cuatro actividades, te podrás llevar un recuerdo, en forma de portada de periódico, que anuncia nuestra colaboración con el señor Nobel en favor del pueblo de la pequeña. Esta parte de la exposición es la única realmente infantil, pero solo por ella ya merece la pena visitar el Nobel Fredssenter si has decidido viajar a Oslo con niños.

La historia de Fridtjof Nansen.

Para los adultos, seguramente el punto más entretenido de la exhibición, y también el más interesante, es el campo del Nobel. En él, como si efectivamente de una plantación se tratase, te encuentras con gran cantidad de pantallas táctiles, que simulan crecer del suelo a través de cables, cada una de las cuales cuenta la vida de uno de los ganadores del premio Nobel de la Paz. La única pega que le encontré es que al estar iluminado todo por leds, el ambiente, si bien es curioso, no invita demasiado a la lectura. Supongo que es el precio a pagar por la tecnología.

El campo del Nobel.

El resto del museo mantiene el mismo nivel de interacción. Está lleno de pantallas táctiles, en las cuales podemos ver nueva información tan sólo desplazando la pantalla. Esto sin duda ayuda a ver de otra manera el Nobels Fredssenter. La gran cantidad de información que contiene esta exhibición, sería difícilmente digerible si no fuese porque resulta mucho más ameno ver las cosas de forma distinta a como la solemos ver en los museos.

Invictus.

El Nobels Fredssenter, tiene un precio de 80 NOK (10.32€) para adultos y 55 NOK (7.09€) para estudiantes o ancianos, siendo gratis para los niños. Este es otro de los lugares en los que si tienes un Oslo Pass te ahorrarás el coste de la entrada. Otro motivo más comprar esta tarjeta del turista al visitar la capital de Noruega.

Tu viaje a Oslo comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie