miércoles, 6 de abril de 2011

Naturhistorisk museum, historia natural en Oslo

Este artículo pertenece a la guía de Oslo de Vivir Europa.

Como estáis comprobando, en mi viaje a Oslo, y aprovechando que todos fueron gratuitos gracias a la Oslo Pass, me di un atracón de museos importante. Seguramente hasta demasiado, porque cuando llegué al museo de historia natural, el Naturhistorisk museum, estaba ya un poco cansado.

El museo está a muy pocos metros del Munch museet, en la zona de Tøyen a la que se puede acceder con todas las líneas de metro (estación Tøyen). Se divide en varios edificios situados dentro del jardín botánico de Oslo, siendo este último de entrada gratuita.

El hermano de alien en el Naturhistorisk museum.

Desafortunadamente octubre en Oslo no es el mejor mes para ver un jardín botánico. Entre heladas y nevadas anteriores no había nada que destacar, parecía un parque más de los muchos que tiene la ciudad.

El Naturhistorisk museum en sí consta de tres secciones, situadas en edificios separados. El museo geológico, el museo zoológico y los invernaderos. Abierto de martes a domingo (cierra los lunes) de 11 a 16 horas tiene un precio para adultos sin Oslo Pass de 50 NOK (6.37€), para estudiantes y niños de 25 NOK (3.19€) y para familias (dos adultos y dos niños) de 100 NOK (12.75€).

Estatuas hechas con distintas piedras preciosas.

Como os decía más arriba, yo empezaba a estar un poco cansado de tanto museo, y decidí ver tan solo la primera de las tres secciones, el museo geológico. El edificio del museo tiene dos pisos y son dos las exhibiciones en el mismo.

La primera es la exhibición de minerales. Cuenta con una impresionante variedad de los mismos, incluídas piedras lunares y las mismas rocas con las que se construyeron las estatuas del parque Vigeland del que os hablaré pronto. Además tiene una exposición relativamente nueva de piedras preciosas en un expositor de alta seguridad en la que uno se maravilla con la cantidad de formas y colores que da la naturaleza por sí sola.

La segunda exhibición es la exhibición de fósiles. En ella podréis disfrutar de trilobites, amonites y gran variedad de bichos, que fácilmente podrían parecer sacados de una película de ciencia ficción, atrapados en las rocas para siempre. Todos ellos bajo la custodia de el esqueleto reconstruido de un Iguanodon.

Esqueleto de un Iguanodon.

Ahora, claro está, me arrepiento en cierto modo de no haber visitado los otros dos edificios del Naturhistorisk museum, sobretodo los dioramas del museo zoológico. No sé por qué me resultan siempre tan divertidas esas representaciones inertes de escenas del pasado, da igual si representan un hábitat animal hace miles de años o la vestimenta típica de una región cualquiera del mundo.

Concluyendo, el Naturhistorisk museum es otro más de los museos de Oslo que necesitarán de varias horas de tu vida para disfrutarlos en su totalidad. Así que salvo que quieras que tu visita sea completamente cultural, y además vayas a pasar varios días en la capital de Noruega (te recomiendo la Oslo Pass de 72 horas en ese caso), vas a tener que elegir entre toda la oferta de museos para disfrutarlos con tranquilidad. O eso o, como yo, ¡acabarás desquiciado!

Tu viaje a Oslo comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie