lunes, 25 de abril de 2011

Viajar a Ibiza. La isla blanca del Mediterráneo

Hoy comienza en Vivir Europa el nuevo monográfico de Ibiza. Hablaré de toda la isla de Ibiza y de sus ciudades y pueblos. Además, trataremos tanto la Ibiza de fiesta, música electrónica y playa que es famosa en todo el mundo, como la isla fuera de la temporada de verano en la que se puede disfrutar casi en soledad de su todavía bien conservada naturaleza y sus pequeños y encantadores pueblos.

Es curioso pensar que en Ibiza haya algunas de las mejores discotecas del mundo teniendo en cuenta que es tan solo una pequeña isla de unos 600 kilómetros cuadrados, pero lo cierto es que en los años sesenta y setenta se puso de moda, y ya nunca ha mirado atrás.

Puesta del sol en la Cala Conta de Ibiza

Prácticamente cualquier joven de Europa al que le gusten las discotecas sueña con ir en algún momento de su vida a la isla blanca. Así, son miles de personas, especialmente alemanas y británicas, las que cada día desde julio hasta septiembre vuelan en busca del sol y la fiesta.

Esto obviamente ha sido aprovechado por agencias de viajes, compañías aéreas tradicionales y lowcost y hosteleros de la región. Son decenas las ciudades europeas con vuelo directo al pequeño aeropuerto de Ibiza, situado a 7.5 kilómetros de la capital homónima de la isla.

El plan en verano es claro. Levántate tarde, ve a la playa, toma el sol disfrutando de la música chill out de algún chiringuito. Disfruta de la puesta del sol en alguna cala de la costa oeste de la isla o en el famoso Café del Mar. Vuelve a tu apartamento u hotel para arreglarte, cena cualquier cosa y disfruta de las Amnesia, Space, Pachá y compañía hasta que amanezca.

Lo que no todo el mundo sabe es lo que Ibiza ofrece más allá del verano. Gracias al clima Mediterráneo prácticamente no existe el frío en la isla durante todo el año, y la ausencia de turistas hace que los meses de primavera y otoño sean perfectos para disfrutar de la naturaleza de lugar. Porque Ibiza tiene escenarios preciosos, que a veces te hacen replantearte si estás aún en esa isla objeto del turismo en masa que tan bien conoces.

Y no solo esto, sus pueblos son maravillosos. Coquetos, blancos, y con restaurantes y bares deliciosos a tu disposición. Disfrutar en las terrazas de la brisa marina mientras el sol golpea tu cara y sin tener que hacer cola alguna para sentarte es una muestra pequeña de la oferta ibicenca fuera de temporada.

Cala Conta de Ibiza

Si en verano las calas de la isla te hacen sentir especial, imaginaos en ese mismo lugar absolutamente solos. Imaginad la mejor puesta de sol de España dispuesta ante vosotros como si se estuviese realizando solo para vuestros ojos. Es una sensación indescriptible.

Durante las próximas semanas voy a tratar de enseñaros las dos Ibizas que conozco, la Ibiza de la fiesta loca y la Ibiza del relax y el deleite visual. Espero que disfrutéis por este viaje por la isla blanca, y que pronto podáis vosotros mismos contarme vuestras propias experiencias en ella.

Tu viaje a Ibiza comienza en Vivir Europa

 

Acerca de

Realizado por Víctor M. Martínez Valero.

Contactar con el creador

¡Viaja por Europa!


Vivir Europa Copyright © 2009 Community is Designed by Bie